Saltar al contenido
Inicio » Quién pone el destino

Quién pone el destino

Para muchas religiones, el destino es un plan desarrollado por Dios que no puede ser cambiado por los humanos. El cristianismo, en cambio, no piensa que permanezca una predestinación absoluta y mantiene que Dios dotó al hombre de libre albedrío (el poder de tomar sus resoluciones).

Jagoba Arrasate, entrenador de Osasuna, dijo en la rueda de prensa anterior al partido de esta tarde que «frente al Mallorca es obligación tener paciencia» pues «es un equipo súper ordenado que no es bien difícil marcar tantos, sino más bien aun hacer oportunidades. El técnico augura que «el juego aéreo será primordial».

«Lo cierto es que transporta bastante tiempo. Un par de meses, los últimos cinco partidos fuera de casa y nos encontramos con muchas ganas de jugar en el hogar, entender a nuestra afición y ofrecer ese paso adelante que nos toca ofrecer. Comprendemos que requerimos que nos asistan a ofrecer ese paso y qué mejor que tener a nuestra afición junto a nosotros”, comentó el navarro

) El destino como resolución divina

La corriente filosófica del determinismo asegura que todos y cada uno de los pensamientos y acciones humanas están causalmente ciertas por una cadena de causa y consecuencia. Para el determinismo fuerte, no hay acontecimiento aleatorio, al tiempo que el determinismo tan enclenque mantiene que hay una correlación entre el presente y el futuro bajo la predominación de acontecimientos al azar.

Para muchas religiones, el destino es un plan desarrollado por Dios que no puede ser cambiado por los humanos. El cristianismo, en cambio, no piensa que permanezca una predestinación absoluta y mantiene que Dios dotó al hombre de libre albedrío (el poder de tomar sus resoluciones).

La única persona donde te transformas es la que decides ser. (Ralph Waldo Emerson)

Cada individuo tiene la aptitud de transformarse en lo que desee ser, sin depender de absolutamente nadie mucho más.

De manera frecuente nos sorprenden nuestros logros y descubrimos novedades que nos apasionan.

Si la experiencia te semeja negativa

… y esa persona te molesta bastante, o sientes que no conectas con alguien, esa experiencia te llega para ofrecerte la posibilidad de estudiar a sea ​​tolerante, comprensivo o quizás aprendiendo sobre la empatía o el perdón. Te ofrece la posibilidad de ver tu reacción frente un individuo que tu ego clasifica como diferente a ti, en otro nivel o no buena, y te ofrece la posibilidad de ser una mejor versión de ti.

… con quienes nos conectamos instantáneamente, entran en nuestro viaje de vida para exhibirnos que nos encontramos en el sendero preciso. Es la manera de ofrecerte cuenta de que andas creando tu sendero, que es leal a nuestro ser, nuestra alma, nuestros valores, nuestra imaginación. Por esa razón nos conectamos con algunas personas en un nivel superior.

La sincronicidad puede ser una «al azar» pero el destino tiene señales y hay que estar atento para verlas. ¿Al azar, coincidencia o destino?

¿Recuerdas como más de una vez pensaste o soñaste con alguien y de súbito sonó el teléfono y era ella? O aquella vez que ibas caminando pensando en algún número y de pronto te das la vuelta y ves el número de una vivienda… La lista de ejemplos puede ser colosal, conque debes pensar sobre tus propias sincronicidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *