Saltar al contenido
Inicio » Quién fue el primer hechicero

Quién fue el primer hechicero

Agamotto fue el primer Hechicero Supremo de la dimensión Tierra, teniendo bastante poder y capacidades para combatir el poder de Dormammu.

Keats no excusó a Newton por «eliminar toda la poesía del arcoíris», haciendo quizás la primera crítica al elevado racionalismo científico, del que Sir Isaac fué desde ese momento entronizado como su icono mucho más ortodoxo. Pero, en verdad, lejos de ser el primer gerente de la Edad de la Razón, Newton fue “el último de los magos, el último de los babilonios y sumerios, la última enorme cabeza que vio alén del planeta aparente y racional con exactamente los mismos ojos de quien inició la construcción de nuestro acervo intelectual”; de esta manera lo definió otro inglés, Keynes. El planeta prefirió no percibir la definición de Newton dada por el célebre economista en 1942, después de obtener en subasta los manuscritos de Newton y conocer, asombrado, El profundo interés del científico por el planeta oculto.

Michael White, editor científico de múltiples publicaciones británicas, prosiguió la pista de hace 50 años y decidió investigar. El resultado es una impactante biografía del padre de la física actualizada, Isaac Newton: el último brujo (Registro, 378 páginas, R$ 40,00) (Isaac Newton, el último brujo), que revela el profundo interés de Newton por lo oculto y de qué manera él mismo fue responsable de sus descubrimientos científicos mucho más esenciales. te quedas “Siempre y en todo momento se le consideró un científico recio, obstinado adherente al empirismo. Absolutamente nadie podía opinar que pudiese tener ideas fuera de la corriente científica clásico. Pero secretamente tenía otro campo de estudio, la alquimia, a través del que pretendía transcribir los misterios del cosmos en vez de llevarlo a cabo mediante las matemáticas y la ciencia. Los Comienza, particularmente, son prueba de esto”, afirma White.

Simonianismo

Simón aun tenía su religión, el simonianismo. Según los simonianos, el planeta se formó de forma diferente a eso que creían los romanos y los cristianos, y pensaban que Simón era el padre en forma humana que trató de catalogar conocimiento y traer salvación a la multitud de todo el mundo.

Hipólito, en su Philosophumena, señala la doctrina del simonianismo, enseñando el sistema de emanaciones divinas y también interpretaciones del Viejo Testamento que se efectuaban en esta novedosa doctrina.

El nacimiento de Arturo y la herencia del trono

El rey Uther de Enorme Bretaña se encontraba enamorado de Ingraine, mujer del duque de Cornualles. Estableció un pacto con el hechicero Merlín por el que el hechicero le daba el aspecto del Duque a fin de que pudiese acostarse con la Duquesa en lugar de ofrecerle el primer hijo que tuviese con ella. El niño nacido de esa asamblea se llamó Arturo y fue criado por un caballero llamado Héctor, sin comprender que era hijo del rey.

En los últimos instantes del rey Uther, múltiples nobles competían por la sucesión al trono. Merlín presagió que quien lograra sacar una espada que se encontraba engastada en un yunque o una piedra (según la versión) sería el próximo rey.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *