Saltar al contenido
InicioQui茅n es Sim贸n el Mago en la Biblia

Qui茅n es Sim贸n el Mago en la Biblia

Sim贸n el Mago, asimismo llamado Sim贸n de Gitta, fue un l铆der espiritual samaritano, probablemente gn贸stico, citado en la literatura cristiana primitiva.

Gracias por estar de nuevo con nosotros, es un privilegio tener su sinton铆a, el d铆a de hoy seguiremos con el atrayente tema que est谩 construyendo nuestro hermano David Logacho, 芦La obra de Jesucristo tras su ascensi贸n, por medio de Esp铆ritu Beato鈥, ten tu Biblia en la mano y acomp谩帽anos a comprender lo que Dios desea decirnos sobre esto.

I. Introducci贸n Saludos, bienvenidos Estudio del libro de los Hechos en el serie llamada: La obra de Jesucristo tras su ascensi贸n, efectuada a trav茅s del Esp铆ritu Beato. En nuestro 煤ltimo estudio b铆blico, empezamos a estudiar sobre Sim贸n el mago. Al notar de qu茅 forma pr谩cticamente todos sus fieles han recibido al Se帽or Jesucristo como Salvador, 茅l asimismo decidi贸 llevarlo a cabo, no francamente, naturalmente, pero con el inter茅s de conseguir alg煤n beneficio deshonesto. Aun Sim贸n el hechicero fue bautizado. Todo lo mencionado le dej贸 estar siempre y en todo momento cerca de Felipe y ser testigo de las se帽ales y milagros que ocurr铆an. Sim贸n se fascin贸 del poder de vino que se manifestaba en se帽ales y milagros y en 茅l empezaba a aparecer el deseo de realizar exactamente las mismas se帽ales y milagros que Felipe. Mientras que esto suced铆a en Samaria, los ap贸stoles en Jerusal茅n estaban aprendiendo qu茅 extensamente se recib铆a el evangelio en Samaria. Esto llev贸 a la iglesia de Jerusal茅n a mandar a Pedro y Juan a Samaria para valorar la situaci贸n. Una vez en Samaria, Pedro y Juan reconocieron que los samaritanos precisamente hab铆an recibido a Cristo como Salvador, pero asimismo apreciaron que los fieles samaritanos a煤n no hab铆an recibido el Esp铆ritu Beato. En consecuencia, oraron para recibir el Esp铆ritu Beato. Entonces Pedro y Juan obligaron las manos sobre los fieles samaritanos y han recibido el Esp铆ritu Santurr贸n. Apreciamos que en la situacion de los fieles samaritanos hubo un intervalo entre el instante en que han recibido a Cristo como Salvador y el instante en que han recibido el Esp铆ritu Santurr贸n, y que fue preciso que los ap贸stoles les impusiesen las manos para recibir el Esp铆ritu Santurr贸n. Esp铆ritu. 驴Por qu茅 raz贸n? La raz贸n es por la rivalidad que exist铆a entre los jud铆os y los samaritanos. Dios no deseaba que los samaritanos tuviesen su iglesia sin dependencia de la iglesia en Jerusal茅n, y en consecuencia, al postergar la venida del Esp铆ritu Beato, forz贸 a la iglesia de Jerusal茅n, representada por Pedro y Juan, a trav茅s de la imposici贸n de manos, a formar parte en la capacitaci贸n de la iglesia en Samaria. Los fieles samaritanos comprendieron conque forman parte de lo que Dios logr贸 primero en Jerusal茅n, no algo sin dependencia. El d铆a de hoy, el Esp铆ritu Santurr贸n viene a morar en el fiel en relaci贸n recibe a Cristo como Salvador, sin precisar la imposici贸n de manos. Realmente bien. Sim贸n el hechicero debe existir visto embelesado de qu茅 manera Pedro y Juan obligaron sus manos y los fieles han recibido el Esp铆ritu Santurr贸n. Esto nos transporta de forma directa al pasaje que iremos a estudiar el d铆a de hoy. Est谩 en Hechos 8 empezando con el vers铆culo 18. Lo que iremos a ver primero es la absurda solicitud de Sim贸n. Hechos 8:18-19 afirma: Al notar Sim贸n que el Esp铆ritu Santurr贸n era dado por la imposici贸n de las manos de los ap贸stoles, les ofreci贸 dinero, diciendo: Dadme asimismo a m铆 este poder, a fin de que a quienquiera que ponga mis manos, lo realice recibir el Esp铆ritu Santurr贸n. . Sim贸n apreci贸 que todos y cada uno de los fieles samaritanos a quienes Pedro y Juan les obligaron las manos han recibido el Esp铆ritu Santurr贸n. Simon pens贸 en lo bueno que ser铆a si 茅l asimismo pudiese llevar a cabo lo mismo. Quiz谩s imaginaba todo el prestigio y, m谩s que nada, el dinero que podr铆a ganar si tuviese el poder de verter el Esp铆ritu Beato sobre todos y cada uno de los que pusiese sus manos. Entonces, seg煤n su perverso coraz贸n, Sim贸n crey贸 que ser铆a bueno para 茅l llevar a cabo una inversi贸n de su dinero mal habido, para obtener de los ap贸stoles el poder de ofrecer el Esp铆ritu Santurr贸n a todos y cada uno de los que 茅l pusiese en sus manos. Sim贸n el hechicero es el prototipo de los que usan la religi贸n para lucrarse il铆citamente. El Nuevo Testamento pide con raz贸n que los l铆deres de la iglesia local no sean codiciosos de ganancias indecentes. Esto quiere decir que no usan su situaci贸n de liderazgo para conseguir ganancias econ贸micas ilegales. Precauci贸n, buen oyente, con los Simons modernos que se muestran espor谩dicamente en las iglesias. Segundo, apreciamos la contestaci贸n de adelante de Pedro a Sim贸n. Hechos 8:20-23 afirma: Entonces Pedro le ha dicho: Tu dinero perezca contigo, pues pensabas que el don de Dios se consegu铆a con el dinero. No tienes tu parte ni tu suerte en este tema, pues tu coraz贸n no est谩 bien con Dios. Arrepi茅ntete, ya que, de esta tu maldad, y suplica a Dios, si quiz谩s te sea perdonado el pensamiento de tu coraz贸n; por el hecho de que en la hiel de la amargura y en la prisi贸n del mal veo que andas. Pedro no se anda con rodeos, sino le responde de forma directa a Sim贸n, el mago. M煤ltiples cosas esenciales que apreciamos en la contestaci贸n de Pedro. Empieza con una reprensi贸n: Tu dinero muere contigo. Pedro revela la pobreza espiritual de Sim贸n el mago. Tal como el dinero est谩 culpado a perecer gracias a su impiedad, de esta manera asimismo Sim贸n el hechicero est谩 culpado a perecer. De esto tenemos la posibilidad de estar completamente seguros de que Sim贸n el hechicero no era un aut茅ntico fiel, si bien asever贸 recibir a Cristo como su Salvador. Las expresiones habladas son in煤tiles en el momento en que no surgen de un coraz贸n sincero. Las expresiones habladas tienen la posibilidad de mentir a los hombres, pero no a Dios, que conoce el coraz贸n. Tras la reprensi贸n, Pedro basa su reprensi贸n. Afirma que el don de Dios, refiri茅ndose al Esp铆ritu Beato, es imposible conseguir con dinero. La gente que tienen dinero piensan que tienen la posibilidad de obtener cualquier cosa con dinero, pero hay cosas que no se tienen la posibilidad de obtener con todo el dinero de todo el mundo. Entre estas cosas est谩 el don de Dios, o el don de Dios, el Esp铆ritu Santurr贸n, que de este modo se da, como don u ofrenda, a todo el que que de coraz贸n recibe a Cristo como Salvador. Pedro entonces empieza a contradecir la manera de meditar de Sim贸n el mago. 脡l le afirma: No tienes parte ni suerte en este tema. Una manera de decir que Sim贸n el mago no era una parte de lo que Dios hac铆a entre los samaritanos. Si bien siempre y en todo momento estuvo con Felipe, Sim贸n el mago no era una parte de la obra de Dios en Samaria. La raz贸n de esto fue que el coraz贸n de Sim贸n no se encontraba bien con Dios. Sim贸n el mago mencion贸 que hab铆a recibido a Cristo como Salvador, pero fueron solo expresiones que se las llev贸 el viento, pues ven铆an de un coraz贸n que no era recto enfrente de Dios. Pedro concluye su contestaci贸n retando al mago Sim贸n a comprobar su accionar. El arrepentimiento es una convidaci贸n a meditar lo opuesto de lo que estabas pensando, a cambiar de opini贸n sobre obtener el Esp铆ritu Santurr贸n. Lo que Simon Magus pensaba se encontraba horriblemente equivocado. Adem谩s de esto, Pedro reta a Sim贸n el mago a rezar a Dios si quiz谩s el pensamiento de su coraz贸n puede ser perdonado. Pedro vio a Sim茫o, el mago, como alguien tras gruesas rejas. Sim贸n el hechicero se encontraba en la hiel de la amargura y en la prisi贸n del mal. Esta es la condici贸n de todos y cada uno de los que quieren conseguir ganancias inmorales bajo el motivo de ser 煤til al Se帽or. Es una esclavitud que lleva a la destrucci贸n espiritual. Tercero, contamos la contestaci贸n final de Simon. Hechos 8:24 afirma: Entonces respondi贸 Sim贸n y ha dicho: Rogad por m铆 al Se帽or, que no me sobrevenga ninguna de estas cosas que hab茅is dicho. Que triste. Estas expresiones afirman el coraz贸n embrutecido de Sim贸n el hechicero. No sinti贸 el mucho m谩s m铆nimo remordimiento por haber tratado de obtener el obsequio de Dios con dinero. No le fastidiaba la avaricia que saturaba su coraz贸n. No le preocupaba el pecado, sino m谩s bien solo las secuelas del pecado. Sim贸n el mago hace aparici贸n como el prototipo de los que procuran a otros a fin de que sean sus intermediarios frente Dios. Exactamente el mismo Sim贸n el hechicero no deseaba rezar a Dios por s铆 solo. Deseaba que Pedro y Juan oraran al Se帽or por 茅l. Otra indicaci贸n de que Sim贸n el mago no ten铆a una relaci贸n personal con el Se帽or. El pasaje b铆blico acaba comentando del regreso de Pedro y Juan a Jerusal茅n. Hechos 8:25 afirma: Y ellos, habiendo testificado y predicado la palabra de Dios, se volvieron a Jerusal茅n, y en muchas ciudades de los samaritanos predicaban el evangelio. Felipe se qued贸 en Samaria mientras que Pedro y Juan comenzaban el viaje de regreso a Jerusal茅n. Mientras que viajaban, testificaron y predicaron la palabra de Dios. Atr谩s qued贸 el odio y el desprecio que los jud铆os sent铆an por los samaritanos. El poder de Dios hab铆a transformado la cabeza y el coraz贸n de Pedro y Juan. Antes, habr铆an hecho todo lo que resulta posible para no ingresar en las ciudades de los samaritanos. En este momento intentaban ingresar en las ciudades de los samaritanos para predicarles el evangelio. Es de esta forma como act煤an la gente en el momento en que tienen el cari帽o de Dios en sus corazones. Entonces, amigo m铆o, amigo m铆o, ten bastante precauci贸n con la honestidad o certeza de tu resoluci贸n por Cristo. No es que t煤 asimismo, como Sim贸n el mago, seas solo un servicio verbal al Se帽or. Ten en cuenta que un d铆a se manifestar谩 lo que enserio hay en tu coraz贸n, como lo logr贸 el mago Sim贸n. No demores mucho m谩s, salda el d铆a de hoy tus tienes Dios.

Simonianismo

Sim贸n aun ten铆a su religi贸n, el simonianismo. Seg煤n los simonianos, el planeta se form贸 de forma diferente a eso que cre铆an los romanos y los cristianos, y pensaban que Sim贸n era el padre en forma humana que trat贸 de catalogar conocimiento y traer salvaci贸n a la multitud de todo el mundo.

Hip贸lito, en su Philosophumena, se帽ala la doctrina del simonianismo, ense帽ando el sistema de emanaciones divinas y tambi茅n interpretaciones del Viejo Testamento que se efectuaban en esta novedosa doctrina.

Sim贸n el Zelote

Sim贸n el Zelote fue entre los 12 ap贸stoles del Se帽or. Asimismo se le llama 芦el cananeo禄 o 芦cananeo禄 (Mateo diez:4; Marcos 3:18). Esto no quiere decir que Sim贸n fuera natural de Can谩 de Galilea. Mucho m谩s bien, la palabra deriva del arameo que significa 芦el receloso禄, una palabra que se emplea para referirse a todos los que eran recelosos de la ley.

Ver aqu铆: 驴Qu茅 es el cari帽o de Dios?

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *