Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qui√©n es el autor de la Biblia del Oso

Quién es el autor de la Biblia del Oso

Casiodoro de Reina, sigue Mu√Īoz Molina, ‚Äúredacta en un espa√Īol prodigioso que est√° en el punto intermedio entre Fernando de Rojas y Cervantes, con una efervescencia expresiva que solo tiene comparaci√≥n con Santa Teresa, San Juan de la Cruz y Fray Luis de Le√≥n¬Ľ. El volumen ‘Casiodoro de Reina.

Alfaguara recobra la Biblia del Oso en la traducción completa de la Biblia efectuada por Casiodoro de Reina en 1569, en una edición nueva de Jaume Andreu.

Alfaguara recobra La Biblia del Oso en la traducci√≥n de Casiodoro de Reina, la primera efectuada √≠ntegramente desde las fuentes aut√©nticos al espa√Īol com√ļn, en el 500 aniversario del nacimiento del traductor. El libro va a llegar a las librer√≠as el 11 de noviembre.

Espa√Īol prodigioso

Seg√ļn el novelista Antonio Mu√Īoz Molina, ‚ÄúCasiodoro de Reina redacta en un espa√Īol prodigioso, a medio sendero entre Fernando de Rojas y Cervantes, con una efervescencia expresiva que solo puede equipararse con Santa Teresa, San Juan de la Cruz y Fray Luis de Le√≥n. Es un lenguaje que tiene exactamente la misma aptitud de crudeza terrenal y de vuelo literario que La Celestina; un espa√Īol mud√©jar, a√ļn empapado de √°rabe y hebreo, obligado en sus l√≠mites sint√°cticos a amoldarse a las cadencias y reiteraciones y exageraciones del lenguaje b√≠blico. Es un lenguaje de campesinos, jardineros, trabajadores manuales, con espl√©ndida precisi√≥n en los nombres de las cosas naturales y oficios; y es asimismo un lenguaje todav√≠a muy audaz, muy sensual, no sujeto a la asfixiante monoton√≠a de la ortodoxia, a la esterilizaci√≥n dictada por el temor, a la hipocres√≠a del conformismo. Es un lenguaje para ser recitado, cantado, cantado en voz alta; expresar una furia tan salvaje como el deseo er√≥tico; y asimismo la obscuridad del mal y los extremos del mal.

Si nos remontamos a Andreu Jaume podemos encontrar estas expresiones de reconocimiento: ‚ÄúLa Biblia del Oso debe figurar, adjuntado con Don Quijote o el C√°ntico Espiritual, entre las proyectos mucho m√°s esenciales de nuestro canon (‚Ķ). El espa√Īol de Reina se semeja tanto a la fuga prodigiosa de San Juan como al estilo conversacional de Cervantes, pero en ocasiones asimismo puede rememorar a Garcilaso o prefigurar a G√≥ngora o Quevedo. Su dominio del idioma es para nuestros o√≠dos un obsequio y un privilegio que a√ļn no se ha escuchado‚ÄĚ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *