Saltar al contenido
Inicio » Qué significa el pañuelo verde en las mujeres

Qué significa el pañuelo verde en las mujeres

O lenço verde é um símbolo da luta pelo direito ao aborto, criado na Argentina em 2003 y también popularizado em toda a América Latina desde 2018 y también depois nos USA em 2022. É inspirado nos lenços brancos utilizados ​​pelas Mães da Praça de mayo.

En la escultura de la independencia hay un pañuelo verde. En un balcón del Gobierno español hay un pañuelo verde. En una marcha en USA hay un pañuelo verde. En el Congreso de los USA asimismo. No hay uno, existen muchos. Hasta el pañuelo verde que transporta la ministra de Igualdad de españa, Irene Montero, afirma “sociedades”, y estas son las colombianas de Medellín, las mucho más satanizadas por la crónica de Netflix sobre el subdesarrollo de las drogas.

El pañuelo verde es un reconocimiento por fuerza política del feminismo latinoamericano que pelea de forma masiva por apoderarse mucho más derechos que los que, históricamente, fueron conquistados en Europa y que el día de hoy prosiguen atascados y retrasados, son renovados y superados por la marea verde orgullosamente sudanesa.

Para cerrar

El pañuelo verde que la Campaña Nacional por el Aborto Legal, Seguro y Gratis de Argentina ha propuesto como marca es el día de hoy un bandera de la pelea feminista en la zona y señal de identidad con la capacidad de despertar diferentes cariños y conmuevas. Orgullo, seguridad, alegría, temor, rechazo, furia, desprecio, son varios de los sentimientos socios a este símbolo, que pasó de ser empleado de forma excepcional limitada a datas concretas, un espacio corporal y un país, a multiplicar su presencia en cotidianeidad, para llevar en distintas unas partes del cuerpo, viajar por el espacio atado al asa de un bolso o de una maleta, quedar fijo en la reja de una ventana o en el dispensador de cerveza artesanal de un bar y, más que nada, ser símbolo de un viajero entre distintas países. El pañuelo verde es una manifestación pública y orgullosa de acompañamiento al aborto legal, revela amor y fraternidad en el momento en que se obsequia, es fuente de capital para todos los que lo fabrican y venden, es señal de seguridad y seguridad en el momento en que podemos encontrar ella sola a la noche otra mochila, impropia en el momento en que quienes la llevan no honran la justicia popular ni trabajan para derruir el patriarcado, y es una insignia que escogemos ocultar si adelantamos la amenaza de crueldad machista o si creemos que va a ser una barrera a comenzar una charla que asista a deconstruir los estereotipos de género.

El año vital

En esta historia, el punto de cambio fue el año 2018. El emprendimiento de ley de Interrupción Facultativa del Embarazo (IVE), elaborado por la Campaña, sería discutido por vez primera en Congreso Nacional Argentino, entonces de ser anunciado en siete oportunidades. Fue aprobado en la Cámara de Miembros del congreso de los diputados (con 129 votos a favor y 125 en contra), pero tuvo su revés, con rechazo en el Senado.

«En ese instante afirmamos, perdimos la votación, pero la ganamos en el consenso popular. Sabíamos que en escaso tiempo esto sucedería. Lo que conseguimos fue el cambio cultural, que tiende a ser del revés, es mucho más simple sacar la ley que el cambio cultural y en un caso así fue del revés, conseguimos el cambio cultural antes que la ley”, afirma Viviana. “Fue una legalización popular del aborto”, concluye Mabel.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *