Saltar al contenido
Inicio » Qué país come de todo

Qué país come de todo

Aquí empieza el primer articulo de una serie que incluye un interesante viaje por entre los países mucho más exóticos de todo el mundo, lleno de mitos, leyendas y supercherías. La naturaleza del pueblo chino les da la sencillez de comer prácticamente cualquier cosa que se logre digerir.

Seamos realistas, escasas acciones en la mesa son mucho más satisfactorias (e inclusive espirituales) que comer con las manos. Pero hay sitios de comidas y géneros de comida que son mucho más correctos que otros en el momento de dejarse llevar por la baba y chupetear. En este momento que los snacks están poco a poco más de tendencia, nos transportamos a países donde chuparse los dedos es culturalmente aceptable. Eso sí, es preferible lavarlo primero…

1. India

Estos son ciertos platos propios de todo el planeta. Nos transportamos en pos de los más destacados alimentos, de norte a sur y de este a oeste. ¿Cuál te agradaría evaluar?

De las mejores maneras de saber un país es mediante su comida habitual, así sea por el hecho de que emplea elementos extraños o sencillamente pues la sazón es diferente a la que nos encontramos familiarizados. De ahí que nos tomamos el tiempo de buscar platos de todo el planeta que, si puedes, deberías evaluar.

Indudablemente, probar los platos propios de un país es de las mejores cosas de viajar. Por medio de la comida lograras entender mucho más sobre sus tradiciones, su cultura y su crónica. Aun en el momento de comer probablemente halla distintas rituales. Por poner un ejemplo, que el mayor ayuda primero o que deba eructar al finalizar su comida.

Comida Mexicana

Jamás ofendas a un chef mexicano, él tiene la capacidad de poner tus papilas gustativas a reposar con chili hasta el momento en que lastimosamente suplicas por mucho más agua.

No obstante, la afición de los mexicanos por el picante (según ellos, picante) no quiere decir que procuren compensar dado que su gastronomía tiene límites o pobre.

Pastel de nata

Es probablemente la comida mucho más conocida de Portugal, y hay buenas causas para esto. Los pastéis de nata (o pastéis de nata, como se les conoce fuera de Portugal) son simplemente exquisitos. Asimismo se piensan entre las siete maravillas de la cocina portuguesa

Consejo: Mientras que estés en Portugal, toma una clase de cocina y aprende a prepararlos. La Escola de Cozinha Compadre de Lisboa, por poner un ejemplo, da una clase donde te enseñan los misterios de su preparación

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *