Saltar al contenido
Inicio » Qué hace tóxicos a los padres

Qué hace tóxicos a los padres

El término ?progenitores tóxicos? (refiriéndose de forma indistinta a padre o madre) tiene relación a esas personas que, por sus aspectos de personalidad y vivencias pasadas, dañan la vida de otra gente y, en un caso así, asimismo de sus hijos, a quienes forman poco o nada aconsejable.

O sea, si desde pequeño un niño contempla esta clase de formas de proceder tóxicas (manipulación sensible, sarcasmo, expresiones violentas, agresión verbal, subestimación, etcétera.), distintas áreas de su avance se van a ver perjudicadas. se van a ver damnificados y/o van a aprender y van a repetir el patrón de sus progenitores transcurrido un tiempo.

Consecuentemente, probablemente se desarrollen secuelas personales como inseguridad, baja autovaloración, poca seguridad en sí y autovaloración. Asimismo tienen la posibilidad de mostrarse algunos inconvenientes sociales en la relación con tu ambiente, tal como adversidades en tu vida profesional, como el fracaso en los estudios. También y en casos mucho más extremos, asimismo puede ofrecer sitio al consumo de substancias dañinas como el alcohol, las drogas, etcétera. Aparte de llevar a cabo mella asimismo en el estado sensible.

Progenitores tóxicos. Te contamos de qué forma son y por qué razón son pésimos

En el presente artículo vamos a pensar sobre qué es lo que significa ser un padre tóxico, a qué hablamos en el momento en que charlamos de este término y de qué forma eludir transformarse en uno o de qué forma eludir ser contagiados por quienes llenan los primeros puestos en las filas y conjuntos en las puertas del instituto.

La sicóloga estadounidense Susan Forward los detalla en su libro «Hating Parents» como esos que, por distintas causas, ocasionan padecimiento a sus hijos mediante la manipulación, el castigo, las demandas, desde la niñez hasta la edad avanzada.

Qué son los progenitores tóxicos según la psicología

«Padre tóxico» no es un término médico ni un término muy definido.

Pero en el momento en que se charla de progenitores tóxicos, se frecuenta detallar a progenitores que todo el tiempo desarrollan culpa, temor u obligación en sus hijos.

Señales de que puedes tener progenitores tóxicos

Si bien desgraciadamente no hay una alarma que suene verdaderamente en el momento en que estamos frente a un padre o una madre tóxicos, lo que indudablemente podría eludir varios traumas y sobresaltos, lo cierto es que hay algunas señales que nos tienen la posibilidad de contribuir a detectar si disponemos un padre tóxico o una situación poco saludable para el ambiente familiar y el avance de los hijos (si bien no todas y cada una tienen que darse al unísono). , y te señalamos ciertos de ellos ahora:

  • Progenitores o mamás que reaccionan en el día a día sin contención sensible, esto es, lo dramatizan todo o exageran sus expresiones y acciones en demasía .
  • Estos tienen la posibilidad de ser progenitores que distribuyen varios puntos íntimos de sus vidas con sus hijos, involucrándolos en inconvenientes o problemas continuos.
  • Tienen la posibilidad de condicionar a la familia para hacerse con el control, oa los hijos particularmente, mediante cosas como el dinero o la culpa.
  • Tienden a ser personas que no tienen límites, lo que se expone todos los días en su accionar mediante críticas destructoras o acciones sin consenso.
  • Son personas sin empatía y egocéntricas, lo que provoca que todo gire a su alrededor y todo cuanto no es de esta manera está mal. La carencia de empatía asimismo resulta ser una perfeccionada sepa de sentimientos y preocupación por el otro.
  • Su lenguaje hacia el resto puede ser irrespetuoso, en parte importante por esa falta de límites, y nada de lo que realice un niño va a ser bueno o preciso, lo que se traduce en una falta de acompañamiento incesante o reconocimiento de superación o éxitos.

2- Detallar y también imponer límites.

Los límites nos asisten a detallar esperanzas y límites claros sobre de qué manera el resto tienen la posibilidad de tratarnos. Los límites crean un espacio sensible y físico entre tú y tus progenitores. O sea probablemente algo que no tuviste en el momento en que eras niño, con lo que puede ser incómodo entablar límites y empezar a decirles a tus progenitores de qué manera deseas que te traten.

La gente tóxicas se resisten a los límites; desean tener el control. Detallar límites con personas tóxicas es bien difícil por el hecho de que no respetan los límites, pero no dejes que eso te detenga. Los límites son fundamentales para todas y cada una de las relaciones saludables. Recuerda, está bien limitar el contacto con tus progenitores, decir no, llegar tarde o irte temprano. Está bien no tener contacto con tus progenitores. ¡No les tienes que nada! Las relaciones tienen que fundamentarse en el respeto, y no puedes respetar a quienes de forma continua te tratan mal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *