Saltar al contenido
Inicio » Qué es una maldición en la Biblia

Qué es una maldición en la Biblia

En el planeta espiritual esto se puede interpretar como una carga espiritual, presencia o espíritu que persigue y avizora a un individuo de un espacio a otro, un peso o molestia que transporta consigo la mayoría del tiempo, y toda esta carga trae secuelas al humano que la tiene, ahora los que la cubren, con efectos…

MALDICIÓN

El castigo pronunciado por Dios como resultado del pecado de Adán y Eva. El hombre no fue objeto de la maldición, sino cayó sobre la serpiente y sobre la tierra. El hombre debe comer con mal el fruto de la

Lo común para el pueblo de los hebreos

Los hijos de Dios veneraban las cosas que se consideraban santas y les daban mayor relevancia que las inferiores y las que se clasificó como común. Todo lo relacionado con el Padre Celestial era limpio y puro y representaba lo destacado.

Cabe apuntar que los elementos que se ponían en los altares y en el tabernáculo no eran recurrentes. La razón es que contenían piedras hermosas u elementos de prominente valor que servían para conmemorar las buenas proyectos del Altísimo.

¿Qué nos comunica Deuteronomio 28?

«Y si oyeres aplicadamente la voz de Jehová tu Dios, para almacenar y poner por obra sus mandamientos que yo te ordeno el día de hoy, entonces Jehová tu Dios te exaltará sobre todas y cada una de las naciones de la tierra. toda esta bendición va a venir sobre ti, y la vas a tener, si escuchas atentamente la voz del Señor tu Dios. “Jehová te va a poner per cápita y no por cola; siempre y en todo momento vas a estar arriba, y jamás abajo, si guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te mando el día de hoy, que los almacenes y los cumplas. «No te desviarás de todas y cada una de las expresiones que te mando el día de hoy, ni a la derecha ni a la izquierda, para continuar a otros dioses para servirles. Que te mando el día de hoy, todas y cada una estas maldiciones van a venir sobre ti, y las vas a llevar. “Jehová les mandará cautivos hasta el objetivo de todo el mundo, en una tierra lejana, y allí serviréis a otros dioses, a la vara y a la piedra que no tienen la posibilidad de ver, ni oír, ni comer, ni olfatear.” Y de allí el Señor tu Dios te procurará y te encontrará, si vas a procurarle de todo tu corazón y de tu alma. En el momento en que estés en angustia, y te lleguen todas y cada una estas expresiones, en el final de los días, te volverás al Señor tu Dios, y vas a escuchar su voz. Pues Jehová tu Dios es misericordioso, no te dejará nosotros, ni la destrozará, ni se olvidará del pacto que logró con sus ancestros, el que les juró, extendido, que su rostro está contra nosotros para mal y no para bien? “Si te vuelves al Señor tu Dios, y escuchas su voz, de conformidad con todo cuanto yo te mando el día de hoy, tú y tus hijos, con todo tu corazón y con tu alma, el Señor tu Dios va a traer esta maldición sobre ti. contrincantes, y sobre los que les detestan y les persiguen.El día de hoy oirás la voz de Jehová tu Dios, y guardarás sus mandamientos y sus estatutos que yo te ordeno el día de hoy. “Jehová te va a hacer rey sobre todo cuanto juró a tus progenitores, si obedeces la voz de Jehová tu Dios, guardando y cumpliendo sus mandamientos. “Y todos y cada uno de los pueblos de la tierra van a estar recelosos de ti, pues tú reinarás sobre ellos, Jehová tu Dios confirmó esto el día de hoy. «Y si obedeciereis la voz de Jehova tu Dios, guardando y realizando sus mandamientos que yo les ordeno el día de hoy, de conformidad con la ley y al derecho que Jehova tu Dios les ha mandado, entonces Jehova tu Dios pondra estas bendiciones sobre nosotros, para corroborar la palabra que juró a nuestros progenitores: “Él te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te ofrece, con el fruto de tu vientre, y con el fruto de tu ganado, y con el fruto de tu tierra, que va a pasar a vuestras manos. El Señor les va a hacer abundar en recursos, en el fruto de tu vientre, en el fruto de tu ganado, y en el fruto de vuestra tierra, en la tierra que el Señor juró nuestros progenitores para daros. Y va a abrir Jehová su buen tesoro, los cielos, para realizar llover sobre vuestra tierra en su tiempo, y para bendecir toda la obra de vuestras manos; no vas a tomar prestado. Te va a poner el SEÑOR per cápita, y no por cola; y únicamente vas a estar arriba, y no debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno el día de hoy, que los almacenes y los cumplas. les apartaréis de todas y cada una de las expresiones que yo les mando el día de hoy, a derecha o a izquierda, siguiendo a otros dioses para servirles. “Pero si no escucháis la voz de Jehová tu Dios, para almacenar sus mandamientos y estatutos que yo les ordeno el día de hoy, todas y cada una estas maldiciones van a venir sobre nosotros, y las vais a tener. Maldito vas a ser en la localidad, y maldito vas a ser en el campo. Maldito tu cesto y tu azada. Maldito el fruto de tu vientre, y el fruto de tu tierra, la cría de tus ovejas y los rebaños de tus ovejas. Malditos van a ser tus campos y tus viñas, tus ganados, los becerros de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Maldito vas a ser por ingresar, y maldito vas a ser por salir. Mandará Jehová sobre ti maldición, turbación y engaño en toda obra de tus manos que emprendas, hasta el momento en que seas destruido y perezcas en poco tiempo. , por la mala conducta de tus manos, malas proyectos, por haberme desprotegido. El Señor va a hacer insanable tu patología, y derramará sobre ti males y patologías insanables, hasta el momento en que perezcas. El Señor te herirá con tuberculosis, con fiebre, con inflamación, con quemazón, con espada, con catástrofe y con persecución; y si bien te ocultes entre tus contrincantes, no vas a ser sanado. El Señor mandará apetito, y apetito de pan y apetito de agua, les alcanzará, y les va a hacer caer enfrente de nuestros contrincantes. Vais a ser derrotados enfrente de nuestros contrincantes; iréis por un sendero donde no te conocieron; y él te herirá por todos lados a filo de espada. “Jehová va a tomar de ti a tu mujer, a tus hijos, a tus hijas, a tus siervos, a tus siervas, a tus bueyes, a tus asnos y a tus ganados, y te va a llevar cautivo a una tierra que no conociste, ni tú ni nuestros progenitores.” El SEÑOR les va a hacer ser útil a dioses extraños, de madera y de piedra. “El Señor te va a hacer subir y bajar de día enfrente de tus ojos, y tu carne va a ser consumida frente tus ojos. “El Señor te herirá con llagas en las rodillas y en los muslos, desde la cabeza hasta los pies, hasta el momento en que no logres ser sanado. “Jehová va a tomar a tu marido, a tu hijo, a tu hija, a tu sierva, a tu siervo, a tu buey, a tu asno, a tu ganado, a tu cosecha, y los cautivos en tierra extraña que no tuviste. popular, ni tú ni tus ancestros. «Y vas a estar allí hasta el momento en que mueras; y allí servirás a dioses extraños, a madera y a piedra. «En el momento en que poseas entre ti muchas personas en la tierra que el Señor tu Dios te ofrece la tenga, y tenga hijos y también hijas, y viva varios días, y no guarde los mandamientos del Señor

1. Maldición del fracaso: «Maldito el hombre que hiciere ídolos de metal colado, obra de las manos de un artífice, y las fundirá a fin de que se transformen en elementos de odio, y va a dar su cuerpo a las fieras a fin de que lo quemen, y él va a llevar el castigo de su iniquidad. De esta manera dijo Jehová” (Jeremías 48:1, 2, diez).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *