Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© es un encantamiento Metaforico

Qué es un encantamiento Metaforico

El encantamiento puede comprenderse tanto a nivel mágico como metafórico, en el momento en que un individuo está encantada o maravillada por la existencia de otra.

Teleconferencia estructurada en conjunto por la gaceta El Psicoanam√°tico y el Instituto de Psicanalistas el 17 de abril de 2020. ¬† Transcripci√≥n en ¬°Prominente! COVID-19: ¬ŅVuelta a la normalidad?: stop-covid19-regresar-a-la-normalidad

Cierto tono ‚Äúnoir‚ÄĚ

En estas historias de Zeiger hay una matriz policial que no es en lo m√°s m√≠nimo evasivo. Sobre esto, afirma el escritor; ‚ÄúMucho m√°s que una referencia a la novela policiaca o novela negra, g√©neros que asimismo me gustan mucho, me agradar√≠a meditar en un tono ‚Äúnoir‚ÄĚ que ti√Īera algunos pasajes o instantes del libro. Un negro que contamina la vida diaria, algunos nudos fijos o casuales. Y a trav√©s de este ¬ęnoir¬Ľ cierto erotismo disperso, alguna sensualidad, pero asimismo como una p√°tina, una membrana que en ocasiones se rompe con la crudeza de una descripci√≥n sexual. Hac√≠a tiempo que no le√≠a un relato del goce en la literatura argentina (con sus implicancias inquietantes, peligrosas y problem√°ticas). Sospecho que los escritores y comunicadores est√°n ganando cierto puritanismo pol√≠ticamente preciso. Evidentemente, esto no se rompe jugando al falso transgresor, escribiendo situaciones de ped√≥filos y abusos y ocasionando a las feministas. Pero en el contexto de lo adulto y lo serio, es hora de redactar un tanto sobre el sexo y el deseo en sus variaciones, sus √©xtasis y sus maldiciones‚ÄĚ.

Zeiger es un escritor de prestigio en el cosmos de las letras argentinas, sobre qu√© rinc√≥n cree ocupar en el canon del cuento argentino, responde lo siguiente: ¬ęEn el momento en que decid√≠ que iba a ser un libro de cuentos tom√© 2 resoluciones: releer Todos y cada uno de los fuegos el fuego, de Cort√°zar tal y como si fuera para resguardarme; la otra fue la resoluci√≥n de que Fogwill fuera mi referente ‚Äďo explicado de otra forma, el que es un g√©nero en s√≠ , ‚Äúcuentos de niebla‚ÄĚ- por la renovaci√≥n del cuento argentino, el antes y el despu√©s lugar desde donde redactar.Y lo digo en un aspecto concreto: la forma de desaprovechar tramas y individuos por instantes, comprimiendo una novela en un cuento. , que para m√≠ se encuentra dentro de las enormes fabricantes y aportaciones de Fogwill. Esto, naturalmente, provoca que el resultado en ocasiones sea discutido. Hay leyentes mucho m√°s tradicionales. Y hay que tomar en consideraci√≥n que un libro de cuentos siempre y en todo momento divide al lector, fragment√°ndolo y abriendo frentes como lee. Lo cierto es que no pienso en m√≠, no en este libro. vro, con relaci√≥n a el canon del cuento argentino. No leo los cuentos de El Jorobadito adem√°s de todo lo de Roberto Arlt, por poner ejemplo de alguien que no se visualiza como fabulista frente todo. La otra secci√≥n del enfrentamiento es la relaci√≥n de la historia con el mercado y los que leen. O lo toman como el ni√Īo enclenque que hay que resguardar en los talleres literarios y cultivar d√≠a a d√≠a, o lo dejan de lado y lo reviven de pronto en las editoriales. Lo destacado es no elucubrar tanto y redactar historias abiertas, porosas, inteligibles, que no se basen tanto en el efecto de un final forzado, sino prosigan una l√≥gica interna y al tiempo presten atenci√≥n al encontronazo de lo real. sobre lo imaginario. El resultado va a ser siempre y en todo momento una ‚Äúforma‚ÄĚ acoplada a su material, mucho m√°s armoniosa, menos recia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *