Saltar al contenido
Inicio » Qué es un amor gitano

Qué es un amor gitano

Los gitanos viven el cariño de una manera muy especial que poco debe ver con otras etnias. Prácticas y conceptos tan extraños como el roneo, la llegada o la solicitud, pertenecen a una manera de comprender el cariño que se detalla mediante los individuos que protagonizan el capítulo.

Bienvenidos a Heaven Manor Una vivienda de señoras, bien conocida en la sociedad, donde llegan jóvenes correspondientes a las mejores familias del país cuya reputación fué dañada o destruida por algún escándalo. Por este motivo, y merced a la vergüenza que han provocado en sus familias, son mandados a este centro de rehabilitación de conducta a fin de que, en el momento en que estén preparados, logren salir de allí para llevar a cabo una vida digna de su condición popular. 1865: Wesh Dalca es un hombre que toda su historia ha cargado con el estigma de tener sangre gitana y sangre blanca. Algo con lo que fue rechazado, humillado y criticado por todos a su alrededor. Se siente entre 2 mundos por el cariño que existía entre su madre gitana y su padre, un hombre poderoso que la enamoró desde la primera oportunidad que la vio. No cree en la multitud, no cree en el cariño y le agrada estar solo. En el momento en que conoce a Viola Sloan, la visitante mucho más reciente del Centro Heaven Manor, su corazón es tentado por la vivaz hermosura de ojos azules que semeja desconcertada por todo cuanto la circunda y cuyo espíritu libre coincide con el de el. Pero Viola no es una chavala libre, es una señora correspondiente a una familia pudiente que estuvo a puntito de casarse con un hombre al que no quiere y de quien se escapó por vez primera, solo para ser castigada y encerrada en ese centro. por su padre .un rico mercader que piensa que allí recapacitará y va a poder casarse como es debido con el hombre que le es conveniente. Pero lo que absolutamente nadie sabe es que hay considerablemente más en Wesh de lo que semeja. Si bien niega su relación con su padre y ha jurado no regresar a tener nada que ver con él, va a hacer lo que sea por pelear por la mujer de la que se enamoró. CONTENIDO SINOPSIS CONTENIDO CAPÍTULO 1 CAPÍTULO 2 CAPÍTULO 4 CAPÍTULO 5 CAPÍTULO 6 CAPÍTULO 7 CAPÍTULO 8 CAPÍTULO 9 CAPÍTULO diez CAPÍTULO 11 CAPÍTULO 12 CAPÍTULO 1 Viola Sloan, hija de entre los hombres mucho más esenciales de Dover y futura mujer de Harley Stanbury, montaba un dando vueltas en su habitación pensando en el horrible destino que le aguardaba a la vera de un hombre que no le agradaba, con el que no tenía nada en común y que, para ser sincera consigo misma, no le agradaba. Pero su padre insistía en que eran la pareja impecable y que estaban premeditados a estar juntos, si bien de todos modos lo que él deseaba era que todo se quedara en la familia, el negocio, el dinero y todo. Se sentó en cama y también procuró animarse, pero no ha podido. En ese instante, su prima Henrietta-Viola, el carruaje que nos aguardaba para ir de compras, entró en su habitación. – ¿A donde vamos? – ¿No recuerdas de eso? Afirmamos que iríamos a Bow Street en esta ocasión por el hecho de que precisas ciertas cosas. Ah, sí, de esta forma es. «Tu cabeza está en otra sección», se quejó su prima. «¿No te sentirías de este modo si te obligaran a casarte con un hombre tan odioso como Harley?» — Te comprendo, lo veo y me da dolor estomacal. Y si solo tuviese felicidad, pero la nariz de ese pájaro prácticamente me recuerda a un loro. Y prosigue comiendo y criticando al mundo entero. «En ocasiones pienso en escapar, pero… ¿adónde iría?», ha dicho en tono atormentado. «Quizás si deseas te puedo asistir.» Tengo una enorme amiga a las afueras del pueblo y su padre es boticario, es buenísima persona y como su padre se pasa todo el dia en la tienda prácticamente jamás esta en el hogar y ella te podria ocultar ahi unos días, hasta usted halla una forma de ir mucho más allí. – ¿Piensas que sirve? Tenemos la posibilidad de procurarlo, querida. No me agrada verte tan molesto. Sé que Anabella podría guiarte si se lo solicito. Permíteme charlar con ella mañana y te voy a traer novedades. El corazón de Viola empezó a latir con promesa. Pero tan veloz como llegó la sensación, desapareció en el momento en que una criada entró en la habitación, con una tarjeta de presentación en la mano. Viola lo leyó y le ha dicho amargamente a su prima: “Es Harley. “Santo dios, semeja haber adivinado que nos estábamos mejorando para partir. «El caballero reitera que que precisa charlar con usted». «Me ve todos y cada uno de los días y en este momento me percato de que tiene algo urgente de lo que desea charlar», ha dicho con molestia. Realmente bien, Betty, dile que lo siento. «¿Pero no iremos de compras?» «Primero permíteme ir a conocer qué desea». Salió de la habitación. Un rato después bajó las escaleras y halló a Harley saliendo de entre las habitaciones – Creí que me dejarías ahí sentada, Viola. «Buenas tardes, Harley». Logró hincapié en el saludo, haciéndole entender su falta de modales. — Tu padre me mencionó que ibas a salir el día de hoy, pero primero deseo hacerte acordar que teníamos una cita para evaluar los distintos pasteles que va a hacer el chef que contratamos para la boda. «Me olvidé de eso», comentó poco entretenido. -Ahora me habitué, cariño. De ahí que vine a hacerte acordar que te vayas ahora. Tu cabeza no puede meditar en estas cosas. ¿algo de esta forma? – No es necesario charlar, con tu accionar insinúas eso en todo momento. ¿Piensas que mi cabeza es tan pequeña que no puede

Los vientos medran en los callejones

) Esos gitanos de novelas televisivas, teatro, ópera, zarzuela, sketches, canciones, películas, fotografías, televisión, pintura, estatua, prensa, libros de artículo y leyes no hay sino más bien en lo mucho más genuino de su identidad. la binaridad étnica del Estado español (en este momento popularizada a inmigrantes y racializada): lo que no es gitano es payo y al reves

La querida y bella Hermosa era la gitana de Payo Cervantes: furiosamente hermosa, exótica pero ladradora , travieso a y despiadado por haber crecido entre gitanos, si bien con un halo de tiernicidad que resulta ser gracias a su origen. Los mimo: Precious no es una gitana, es un jambit inocente que los gitanos han secuestrado. De esta manera, como buen apasionado, salva la virtud de su querida y, de la nada, inventa un nuevo cliché antigitano: el hurto de pequeñas y pequeños. ¡Mal reposo para el payo Cervantes todos y cada uno de los días y noches de la eternidad, que los bengues se lo van comiendo hasta el objetivo del cosmos y mucho más allí!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *