Saltar al contenido
Inicio » Qué dice Zacarías 14

Qué dice Zacarías 14

Zacarías 14. ¿Luchará Jehová por Israel en Su segunda venida? ¿Van a estar tus pies sobre el Monte de los Olivos? ¿Va a ser Rey de toda la tierra? Las plagas destruirán a los impíos. 1 Hete aquí que viene el día de Jehová, y nuestros despojos van a ser delegados entre nosotros.

PALABRA DE DIOS LECTURA DEL JUEVES Jesús se compadeció de él, y propagando la mano, lo tocó y ha dicho: «¡Deseo: sanar!» SAN ARCADIO DE MAURITANIA MÁRTIR DE LA ENTRADA ANTÍFONA Sal 77, 23-25 ​​Dios abrió las compuertas del cielo y también logró llover sobre ellos maná para comer: les dio el trigo celestial, y el hombre comió el pan de la ciudad de los ángeles. ORACIÓN COLECTIVA Señor Dios, que realizaste la obra de la redención humana por el secreto pascual de tu Unigénito, concédenos, benigno, que te anunciemos llenos de fe por los signos sacramentales. su muerte y resurrección, experimentemos un incremento continuo en su salvación. Por Nuestro Señor Jesucristo… LITURGIA DE LA PALABRA Anímense unos a otros mientras que dure este «el día de hoy». De la carta a los Hebreos: 3, 7-14 Hermanos: Oigamos lo que afirma el Espíritu Beato en un salmo: Quisiera que oigáis el día de hoy la voz del Señor. No endurezcáis nuestros corazones, como en el día de la rebelión y en el día de la prueba en el desierto, en el momento en que nuestros progenitores me tentaron y vacilaron de mí, habiendo visto mis proyectos a lo largo de 40 años. De ahí que me enojé con esa generación y dije: «Es un pueblo de corazón perdido, que no ha popular mis caminos». De ahí que juré en mi furia que no entrarían en mi reposo. Cuidaos, hermanos, que ninguno de nosotros tenga un corazón malo, que les alejéis del Dios vivo pues no creéis en él, sino más bien animaos unos a otros cada día, mientras que dure este “el día de hoy”, a fin de que ninguno de nosotros, engañado por el pecado, endurece tu corazón; por el hecho de que si se nos ofrece parte de Cristo, es a condición de que sostengamos nuestra solidez inicial hasta el desenlace. Palabra de Dios. Te alabamos Señor. Del Salmo 94 R/. Señor, no seamos suecos a tu voz. Venid, arrodillémonos y adoremos y bendigamos al Señor que nos creó, pues Él es nuestro Dios y nosotros su pueblo; Él es nuestro pastor y nosotros somos sus ovejas. R/. Escuchemos al Señor, que nos comunica: “No endurezcáis nuestros corazones, como el día de la rebelión en el desierto, en el momento en que nuestros progenitores vacilaron de mí, habiendo visto mis proyectos. R/. A lo largo de 40 años estuve disgustado con esta generación. Entonces dije: ‘Este es un pueblo perdido de corazón que no ha popular mis caminos. Conque juré, lleno de íra, que no entrarían en mi reposo». R/. ACLAMACIÓN Cfr. Mt 4, 23

R/. Aleluya Aleluya.

Desenlaces Abierto de Australia WTA

Bucsa – Hibino (7-6(diez), 6-2)

Schmiedlova – Mandlik (6-4, 6-4)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *