Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Primera de Corintios 10 24

Qué dice Primera de Corintios 10 24

24 Absolutamente nadie busca su bien, sino m√°s bien el del resto. 25 De lo que se vende en la carnicer√≠a, comed, sin soliciar nada por causa de la conciencia; 26 por el hecho de que del Se√Īor es la tierra y su plenitud.

PRIMERA LECTURA En Galilea de los gentiles, el pueblo vio una enorme luz Lectura del libro de Isaías 8, 23b-9, 3

En otro tiempo, el Se√Īor vej√≥ la tierra de Zabul√≥n y la tierra de Neftal√≠, pero despu√©s llen√≥ de gloria el sendero al mar del otro lado del Jord√°n, Galilea de los gentiles.

Miopía

Dios intencionalmente pone so√Īadores en nuestras iglesias, esos con el don de so√Īar a lo grande y reclutar a otros para asistir. Para atrapar y perseguir una visi√≥n, la iglesia debe correr cierto peligro y de manera frecuente cambiar, 2 cosas con las que varios se sienten inc√≥modos. Tenemos la posibilidad de estar tentados a limitar o criticar la visi√≥n que Dios ha desarrollado, pero √Čl nos ha llamado a una visi√≥n. desarrollo y tambi√©n encontronazo continuos.

Que jam√°s seamos el aspecto limitante en nuestra iglesia.

Meditemos

Frecuentemente nos preocupamos con lo que Dios aprobará o no en nuestras vidas. Sería tan fácil si la vida del evangelio consistiera en varias reglas a proseguir.

Pero, por una parte, debemos rememorar que nuestra naturaleza pecaminosa nos llevaría a romper estas reglas y, por otra parte, lo que Dios mira es el corazón.

25/01/2023

La cabeza es el campo de guerra, donde el enemigo agrede todo el tiempo, por el hecho de que sabe que si puede supervisar nuestros pensamientos, asimismo puede supervisar nuestra intención Hay un enemigo poderoso y quizás a eso tiene relación Pablo esta vez: la soberbia (v. 5), la soberbia que, alimentada por nuestra carne, el planeta y Satanás, nos transporta a ir contra el saber de Dios, a dudar de su palabra que es la realidad absoluta y la luz que nos salva de caer y resbalar. El más destacable antídoto para este mal es la humildad, la humildad espiritual que nos transporta a depender completamente de Dios y que nos pone en el sitio que nos corresponde: terminados mendigos de la felicidad de Dios. La humildad es el arma mucho más vigorosa por el hecho de que es por medio de ella que procuramos la guía de Dios mediante la oración y el saber de Su Palabra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *