Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Mateo 24 30

Qué dice Mateo 24 30

30 Y aparecer√° la se√Īal del Hijo del Hombre en el cielo; y entonces todas y cada una de las tribus de la tierra van a hacer desaf√≠o, y van a ver al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y enorme gloria.

Atentamente, amable oyente. Les charla David Araya dando la bienvenida al estudio b√≠blico de el d√≠a de hoy. El objeto de estudio es el Evangelio seg√ļn Mateo, en la serie llamada: Jesucristo, Rey de reyes y Se√Īor de se√Īores. En unos instantes mucho m√°s, David Logacho va a estar con nosotros para guiarnos en el estudio de las se√Īales que preceder√°n la venida del Se√Īor Jesucristo.

Que alegr√≠a para mi tener tu armon√≠a amado oyente. Nos encontramos aprendiendo el Evangelio seg√ļn Mateo, y llegamos a los episodios 24 y 25 que pertenecen a la secci√≥n escatol√≥gica del Evangelio seg√ļn Mateo. Estos episodios son la contestaci√≥n a 2 cuestiones que los ac√≥litos le hicieron al Se√Īor Jes√ļs. La primera pregunta fue: ¬ŅQu√© se√Īal va a haber del final del siglo? Esta pregunta fue contestada en Mateo 24:4-28, que fu√© el tema de nuestros √ļltimos estudios b√≠blicos. La segunda pregunta fue: ¬ŅQu√© se√Īal va a haber de su venida? Esta pregunta fue contestada en Mateo 24: desde el vers√≠culo 29 hasta el desenlace del cap√≠tulo 25. Para resumir un tanto lo que hemos estudiado desde Mateo cap√≠tulo 24 hasta este instante, afirmaremos que poco tras el arrebatamiento de la iglesia, empezar√° lo que empezar√° . tiene por nombre la tribulaci√≥n. Es un periodo de siete a√Īos en el que Dios derramar√° su furia sobre este planeta descre√≠do en preparaci√≥n para la venida de su Hijo el Se√Īor Jesucristo. Estos siete a√Īos de tribulaci√≥n se dividen en 2 periodos de igual duraci√≥n. La primera mitad, famosa sencillamente como la tribulaci√≥n, se identifica por lo que ha dicho el Se√Īor Jes√ļs en Mateo 24:4-14. La segunda mitad, famosa como la enorme tribulaci√≥n, se identifica por lo que ha dicho el Se√Īor Jes√ļs en Mateo 24:15-28. De ah√≠ que, el d√≠a de hoy nos toca a nosotros estudiar la contestaci√≥n del Se√Īor Jes√ļs a el interrogante: ¬ŅQu√© se√Īal va a haber de tu venida? Observamos que este signo debe ver con cambios gal√°cticos. Le√≠ Mateo 24:29. La Biblia afirma: Y tambi√©n justo despu√©s de la tribulaci√≥n de esos d√≠as, el sol se oscurecer√°, y la luna no va a dar su resplandor, y las estrellas van a caer del cielo, y las potencias de los cielos se conmover√°n. La se√Īal va a ocurrir justo despu√©s de la tribulaci√≥n de esos d√≠as. Esto quiere decir en el final de los siete a√Īos de tribulaci√≥n. El signo implica tres elementos en el cosmos: el sol, la luna y las estrellas o los poderes de los cielos. En lo que se refiere al sol, se oscurecer√°. Dejar√° de relucir como lo realiza el d√≠a de hoy. ¬ŅQu√© tan obscuro se va a poner? La Biblia no lo afirma. Sencillamente afirma que oscurecer√°. La luna no relucir√°. O sea natural por el hecho de que la luna en s√≠ no posee luz, pero refleja la luz del sol y si el sol est√° obscuro, la luna todav√≠a no da su brillo. Las estrellas van a caer del cielo. Esto no puede representar que las estrellas del cielo caen a la tierra, por el hecho de que solo una estrella puede ser m√ļltiples ocasiones mucho m√°s grande que la tierra. Semeja que el Se√Īor Jes√ļs est√° describiendo en lenguaje simb√≥lico la inmediata desaparici√≥n de las estrellas del cielo. Puede ser este fen√≥meno al que se refiri√≥ el Se√Īor Jes√ļs en el momento en que ha dicho: Y los poderes de los cielos van a ser conmovidos. Estos cambios gal√°cticos generar√°n efectos desastrosos en la Tierra. Alguien trat√≥ de detallar lo que suceder√≠a en la Tierra si un enorme cuerpo celeste se acercara lo bastante a la Tierra sin chocar con ella, hasta el punto de cambiar un tanto la inclinaci√≥n de su eje de rotaci√≥n. Afirma que en ese instante la corteza terrestre se estremecer√≠a ocasionando un horrible terremoto. El aire y el agua proseguir√≠an movi√©ndose por inercia, los huracanes tocar√≠an tierra y los oc√©anos se extender√≠an por los continentes lanzando rocas, arena y animales marinos. La temperatura subir√≠a, las rocas se derretir√≠an, los volcanes entrar√≠an en erupci√≥n, la lava fluir√≠a mediante grietas en el suelo y cubrir√≠a vastas zonas. Las monta√Īas se separar√≠an de sus bases y se amontonar√≠an unas sobre otras, ocasionando fallas y profundos barrancos. Los lagos se inclinar√≠an y se vaciar√≠an, los r√≠os cambiar√≠an de curso, enormes √°reas habitadas de los continentes quedar√≠an sepultadas bajo las aguas de los oc√©anos. ¬ŅQu√© piensa usted? No puedo imaginar los efectos que generar√≠an en la tierra los cambios gal√°cticos anunciados por el Se√Īor Jes√ļs. Estas son las se√Īales que preceder√°n a la manifestaci√≥n gloriosa del Se√Īor Jesucristo. Justo despu√©s va a suceder lo que poseemos en Mateo 24:30. La Biblia afirma: Entonces aparecer√° en el cielo la se√Īal del Hijo del Hombre; y entonces todas y cada una de las tribus de la tierra van a hacer desaf√≠o, y van a ver al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y enorme gloria. Justo despu√©s de los acontecimientos desastrosos en el cosmos, la se√Īal del Hijo del Hombre aparecer√° en el cielo. ¬ŅQu√© es este signo? Los int√©rpretes b√≠blicos tienen sus diferencias en esto. Para muchos es el rel√°mpago que proviene del oriente y se expone por el occidente, seg√ļn Mateo 24:27. Para otros es la nube de gloria que envuelve a la Deidad y precisamente a la persona del Se√Īor Jesucristo, la conocida Shekinah, para otros es exactamente la misma persona del Se√Īor Jesucristo. No puedes estar seguro. Pero algo atrayente es que el Se√Īor Jesucristo en su venida se da a s√≠ mismo el nombre de Hijo del Hombre, exactamente el mismo nombre que us√≥ en tantas ocasiones en su primera venida, en clara alusi√≥n a la profec√≠a de Daniel 7:13-14 donde afirma: Mir√© en la visi√≥n nocturna, y hete aqu√≠ que ven√≠a con las nubes del cielo uno similar a un hijo de hombre, que vino al Adulto mayor de d√≠as, y lo aproximaron a √©l. Y le fue dado dominio, gloria y reino, a fin de que todos y cada uno de los pueblos, naciones y lenguas le sirviesen; Su dominio es un dominio eterno que jam√°s va a pasar, y su reino uno que no va a ser destruido. El Se√Īor Jesucristo es aquel como un hijo de hombre de quien charl√≥ Daniel, a quien le fue dado dominio, gloria y reino, a fin de que todos y cada uno de los pueblos, naciones y lenguas le sirviesen. El dominio del Se√Īor Jesucristo es eterno y su reino no va a ser destruido. Cuando el Se√Īor Jesucristo se manifieste, todas y cada una de las tribus de la tierra se lamentar√°n. Se comprende que los que lloran van a ser eminentemente las 12 tribus de Israel. Va a ser un lamento profundo pues van a reconocer que el que fue rechazado en su primera venida a este planeta es exactamente el mismo que viene nuevamente, pero con su poder y enorme gloria. Completamente todos van a ver al Hijo del Hombre viniendo sobre las nubes del cielo con poder y enorme gloria. Va a ser una venida tan diferente de su primera venida. En su primera venida, el Hijo del Hombre vino cubierto de humildad, pero en su segunda venida, el Hijo del Hombre va a venir cubierto de poder y enorme gloria. Que glorioso instante. El que fue flagelado, escupido y crucificado aparecer√° cubierto de gloria. El manso y humilde Jes√ļs aparecer√° como exactamente el mismo Jehov√°. El cordero que fue sacrificado aparecer√° como un le√≥n poderoso. El menospreciado carpintero de Nazaret aparecer√° como Rey de reyes y Se√Īor de se√Īores. Tu carro van a ser las nubes del cielo. Va a venir como un poderoso conquistador, cubierto de esplendor. Va a haber llegado el instante en que toda la creaci√≥n haya estado en dolores de parto a lo largo de una cantidad enorme de a√Īos. El profeta Zacar√≠as aun apunta el sitio donde el Se√Īor Jesucristo va a poner el pie por vez primera en el momento en que regrese. Note que leo en Zacar√≠as 14:4. La Biblia afirma: Y en aquel d√≠a sus pies van a ser afirmados sobre el Monte de los Olivos, que est√° en frente de Jerusal√©n al oriente; y el monte de los Olivos se va a partir en el medio, al este y al oeste, formando un valle muy grande; y medio monte mirar√° al norte y la otra mitad al sur. O sea bien interesante. El Monte de los Olivos es donde el Se√Īor Jes√ļs dio su alegato sobre lo que va a suceder en el momento en que venga a la tierra por segunda vez. Adem√°s de esto, el Monte de los Olivos es el lugar desde el que el Se√Īor Jesucristo parti√≥ al cielo en su primera venida a la tierra. Visto que el Se√Īor Jesucristo pisar√° el Monte de los Olivos en su segunda venida va a ser el cumplimiento de lo que afirmaron los √°ngeles en el momento en que el Se√Īor Jes√ļs parti√≥ hacia el cielo en su primera venida. Hechos 1:11 afirma: quien asimismo les ha dicho: Hombres galileos, ¬Ņpor qu√© raz√≥n est√°is viendo al cielo? Este Jes√ļs, que fue llevado de nosotros al cielo, volver√° tal como le hab√©is visto ir al cielo. Realmente bien. En el momento en que el Se√Īor Jes√ļs venga por segunda vez, van a ocurrir m√ļltiples acontecimientos en la tierra. Mateo tiene relaci√≥n a uno. Le√≠ en Mateo 24:31. La Biblia afirma: Y mandar√° sus √°ngeles con enorme voz de trompeta, y juntar√°n a sus seleccionados de los 4 vientos, desde un radical de los cielos hasta el otro. Los siervos del Se√Īor, sus √°ngeles, van a ser mandados por toda la tierra con los 4 vientos, desde un radical del cielo hasta el otro, con enorme voz de trompeta, para agrupar a los seleccionados de Dios, de este modo jud√≠os como gentiles, a fin de que logren gozar de la presencia f√≠sica del Se√Īor Jesucristo y est√©n preparados para ingresar en su reino glorioso, el reino milenario. ¬ŅQu√© va a pasar con esos que se queden vivos hasta la venida del Se√Īor Jes√ļs pero no sean una parte de este conjunto elegido? Bueno, van a morir. Los s√ļbditos del reino milenial van a ser de forma exclusiva fieles, ciertos de origen jud√≠o. Otros de origen gentil. De esta manera es, buen oyente. Las cosas en este planeta van de mal en peor, pero los fieles tienen toda la raz√≥n de todo el mundo para vivir con promesa en la mitad de este caos, pues las cosas no en todos los casos van a ser de esta forma. Se aproxima el d√≠a en que se cumplir√° lo que Dios anunci√≥ en su palabra y para nosotros que recibimos al Se√Īor Jesucristo como Salvador, va a ser algo fant√°stico en todo sentido. ¬ŅTienes esa promesa?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *