Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Marcos 7 13

Qué dice Marcos 7 13

13 invalidando la palabra de Dios con vuestra tradición que habéis trasmitido; Y haces varias cosas de esta forma. 14 Y llamando a toda la multitud, les ha dicho: Oídme todos, y entended: 15 Nada hay fuera del hombre que entre en él, que logre contaminarle; pero lo que sale de ella es lo que contamina al hombre.

Lectio Divina de Leticia Barbudez desde Paraguay

Invocación al Espíritu Santurrón:

Evangelio seg√ļn Marcos 7,1-

Los fariseos con ciertos Los redactes Viniendo de Jerusal√©n, se aproximaron a Jes√ļs y vieron que ciertos de sus ac√≥litos com√≠an con las manos repulsivas, o sea, sin lavarlas. En verdad, los fariseos y los jud√≠os por norma general no comen sin antes lavarse bien las manos, siguiendo la tradici√≥n de sus ancestros; y en el momento en que vuelven del mercado, no comen sin antes realizar abluciones. Adem√°s de esto, hay muchas otras pr√°cticas, a las que est√°n ligadas por tradici√≥n, como el lavado de jarros, jarros y vasijas de bronce. Entonces los fariseos y los redactes le preguntaron a Jes√ļs: ¬ę¬ŅPor qu√© raz√≥n tus ac√≥litos no act√ļan seg√ļn la tradici√≥n de nuestros ancestros, sino comen con las manos impuras?¬Ľ √Čl les respondi√≥: ‚Äú¬°Hip√≥critas! Bien presagi√≥ de nosotros Isa√≠as, en el pasaje de la Escritura que afirma: Este pueblo con los labios me honra, pero su coraz√≥n est√° lejos de m√≠. En balde me adoran: las doctrinas que ense√Īan no son mucho m√°s que preceptos humanos. mandamiento de Dios, siguiendo la tradici√≥n de los hombres.‚ÄĚ Y les ha dicho: ‚ÄúContinuando leales a vuestra tradici√≥n, desech√°is apaciblemente el mandamiento de Dios. Pues Mois√©s ha dicho: Honra a tu padre ahora tu madre, y asimismo: El que maldiga a su padre ahora su madre, va a morir. En cambio, afirmas: ‘Si alguien le afirma a su padre o a su madre: Declaro koban, esto es, una ofrenda sagrada, todo cuanto logre asistirlo…’ En un caso as√≠, no le dejas realizar nada por tu padre o por tu padre. por vuestra madre, invalidando de esta forma la palabra de Dios por la tradici√≥n que nosotros mismos hab√©is trasmitido. ¬°Y como estos, hacen muchas otras cosas!¬Ľ

Oración preparatoria (para ponerme en la existencia de Dios)

Te solicito, Se√Īor, que siguiendo el ejemplo de los santurrones Pablo Miki y compa√Īeros m√°rtires, dame la felicidad de presenciar tu amor para orientar siempre y en todo momento mi vida hacia ti

Del Beato Evangelio seg√ļn San Marcos 7, 1-13 En aquella temporada, los fariseos y unos redactes que hab√≠an venido de Jerusal√©n En el momento en que los fariseos y redactes vieron que varios de los ac√≥litos de Jes√ļs com√≠an con las manos repulsivas, o sea, sin lavarse las manos, le preguntaron: ¬ę¬ŅPor qu√© raz√≥n tus ac√≥litos comen con las manos repulsivas? ¬ŅY no prosiguen la tradici√≥n de los jubilados? (Los fariseos y jud√≠os, por norma general, no comen sin antes lavarse las manos hasta los codos, siguiendo la tradici√≥n de los jubilados; en el momento en que vuelven del mercado, no comer sin antes llevar a cabo abluciones, y ver muchas otras cosas por tradici√≥n, como purificar las copas unos, jarrones y ollas).

Oremos:

Padre Beato, danos la Felicidad de comprender estas expresiones y dejar de ver la paja en los ojos del resto, en el momento en que poseemos una viga en los nuestros. Haznos sensibles y solidarios con los indefensos, singularmente con nuestros progenitores jubilados y no nos dejes caer en la patra√Īa… Te lo solicitamos por nuestro Se√Īor Jesucristo, que vive y reina contigo en la unidad del Esp√≠ritu Beato y es Dios, por todos y cada uno de los tiempos, siempre y en todo momento… Am√©n.

(A√Īada sus frases por las pretenciones que quiera, a fin de que todos y cada uno de los que pasemos por aqu√≠ tengamos la posibilidad de unirnos a sus frases)

Atrapado o liberado.

¬ŅA cu√°ntas ‚Äúleyes‚ÄĚ o preceptos humanos me adhiero? Con esto sustituyo la √ļnica ley ver√≠dica, la ley de Dios, que es el cari√Īo. La puntualidad es buena, hasta el momento en que romp√≠ la comuni√≥n con mi marido por venir tarde. El orden es bueno, hasta el momento en que dejamos de caminar juntos por el hecho de que debemos organizar. Y de este modo, podr√≠amos a√Īadir cientos y cientos de leyes similares con la alimentaci√≥n sana, la crianza aproximadamente rigurosa, si las puertas han de estar abiertas o cerradas, si debemos sacar la basura en este momento o no, si debemos poner las llaves exactamente en el mismo sitio, etc√©tera. Quiz√°s con tantas reglas, al final de cuenta, no tengo tiempo para rezar ni para estar con mi marido, y si no tengo amor… podr√≠a merecer una enorme ¬ęhip√≥crita¬Ľ de Jes√ļs si Anulo el mandamiento de Dios en defensa de un supuesto bien.

Y para colmo, somos un esc√°ndalo para nuestros hijos ‚Äúinvalidando la palabra de Dios con esa tradici√≥n que nosotros mismos les transmit√≠s‚ÄĚ.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *