Saltar al contenido
Inicio » Qué dice Juan 6 26

Qué dice Juan 6 26

26 Jesús les respondió y ha dicho: De determinado, de determinado les digo que me buscáis, no por el hecho de que habéis visto los milagros, sino más bien por el hecho de que comisteis el pan y les saciasteis.

Judas 6:1 Tras esto Jesús salió del otro lado del mar de Galilea, el de Tiberíades. Ju 6:2 Y le proseguía una enorme multitud, por el hecho de que veían las señales que hacía con los enfermos. Ju 6:3 Entonces subió Jesús al monte, y se sentó allí con sus acólitos. Ju 6:4 Y se encontraba próxima la pascua, la celebración de los judíos. Ju 6:5 Levantando Jesús los ojos, y observando que venía a él una enorme multitud, ha dicho a Felipe: ¿De dónde adquiriremos pan a fin de que coman estos? Jueces 6:6 Pero esto ha dicho para probarlo; pues sabía qué realizar. Ju 6:7 Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían a fin de que cada uno tomara un tanto. Judas 6:8 Uno de sus acólitos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le ha dicho: Judas 6:9 Hete aquí un niño que tiene cinco panes de cebada y 2 pececillos; pero ¿qué es para muchos? Ju 6:diez Entonces Jesús ha dicho: Haced que la multitud se siente. Y había mucha yerba en ese rincón; y se reclinaron en número de cinco mil hombres. Ju 6:11 Y tomó Jesús esos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los acólitos, y los acólitos entre aquéllos que estaban sentados; asimismo del pescado, cuanto deseaban. Ju 6:12 Y en el momento en que se llenaron, ha dicho a sus acólitos: Recoged los trozos que quedan, a fin de que nada se pierda. Juan 6:13 Recogieron, ya que, y llenaron 12 cestas de trozos partidos, de los que sobró de los cinco panes de cebada a los que habían comido. Ju 6:14 Entonces esos hombres, observando la señal que Jesús había hecho, afirmaron: Este realmente es el profeta que tenía que nacer. Ju 6:15 Pero en el momento en que Jesús comprendió que venían para prenderlo y llevarlo a cabo rey, se retiró nuevamente al monte solo. Judas 6:16 En el momento en que llegó la noche, sus acólitos descendieron al mar, Judas 6:17 y subiendo a la barca, cruzaron el mar hacia Capernaum. Ahora se encontraba obscuro, y Jesús no había venido a ellos. Juan 6:18 Y el mar se levantó con un enorme viento que soplaba. Ju 6:19 En el momento en que habían remado unos veinticinco o treinta estadios, vieron a Jesús que andaba sobre el mar y se aproximaba a la barca; y tuvieron temor. Ju 6:20 Pero él les ha dicho: Yo soy; no temáis Juan 6:21 Conque lo han recibido con gozo en la barca, la que próximamente llegó a la tierra adonde iban. Jn 6:22 Al día después, los que estaban del otro lado del mar vieron que allí había solo una barca, y que Jesús no había entrado en ella con sus acólitos, sino se habían ido solos. Jueces 6:23 Pero otras barcas llegaron de Tiberíades cerca del sitio donde habían comido el pan tras haber dado merced al SEÑOR. Juan 6:24 Entonces, en el momento en que la multitud vio que Jesús no se encontraba allí, ni sus acólitos, entraron en las barcas y fueron a Cafarnaúm en pos de Jesús. Ju 6:25 Y en el momento en que lo hallaron del otro lado del mar, le afirmaron: Rabino, ¿cuándo llegaste aquí? Ju 6:26 Respondió Jesús y les ha dicho: De determinado, de determinado les digo que me buscáis, no por el hecho de que habéis visto las señales, sino más bien por el hecho de que comisteis el pan y les saciasteis. Ju 6:27 Trabajad, no por la comida que muere, sino más bien por la comida que a vida eterna continúa, la que el Hijo del hombre les va a dar; para él Dios el Padre ha designado. Ju 6:28 Entonces le afirmaron: ¿Qué debemos llevar a cabo para poner en práctica las proyectos de Dios? Ju 6:29 Respondió Jesús y les ha dicho: Esta es la obra de Dios, que creáis en el que él envió. Ju 6:30 Le afirmaron: ¿Qué señal haces a fin de que observemos y creamos? ¿Que trabajo haces? Ju 6:31 Nuestros progenitores consumieron maná en el desierto, como está escrito: Pan del cielo les dio a comer. Ju 6:32 Y Jesús les ha dicho: De determinado, de determinado les digo, que no fue Moisés quien les dio el pan del cielo, sino mi Padre les da el auténtico pan del cielo. Ju 6:33 Pues el pan de Dios es el que descendió del cielo y da vida al planeta. Ju 6:34 Ellos le afirmaron: Señor, danos siempre y en todo momento este pan. Ju 6:35 Jesús les ha dicho: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene jamás mucho más va a tener apetito; y el que cree en mí no va a tener sed nunca. Ju 6:36 Pero les he dicho que si bien me veáis, no creéis. Ju 6:37 Todo cuanto el Padre me da, va a venir a mí; y al que a mí viene, no lo echo fuera. Ju 6:38 Pues he descendido del cielo, no para llevar a cabo mi intención, sino más bien la intención del que me envió. Ju 6:39 Y esta es la intención del Padre que me envió, que no pierda nada de todo cuanto me da, sino lo resucite en el día postrero. Ju 6:40 Y esta es la intención del que me envió, que todo el que ve al Hijo y cree en él, tenga vida eterna; y yo lo resucitaré en el último día. Ju 6:41 Entonces los judíos susurraban de él, por el hecho de que afirmaba: Yo soy el pan bajado del cielo. Ju 6:42 Y afirmaron: ¿No es este Jesús, el hijo de José, cuyo padre y madre nosotros conocemos? ¿De qué manera entonces afirma que bajé del cielo? Jn 6:43 Respondió Jesús y les ha dicho: No murmuréis entre nosotros. Ju 6:44 Absolutamente nadie puede venir a mí si no lo atrae el Padre que me envió; y yo lo resucitaré en el último día. Ju 6:45 Está escrito en los profetas: Y todo va a ser enseñado por Dios. Conque todo el que ha oído al Padre y ha aprendido de él, viene a mí. Ju 6:46 No que alguno haya visto al Padre, sino más bien el que vino de Dios; vio al Padre. Ju 6:47 De determinado, de determinado les digo: el que cree en mí, tiene vida eterna. Jn 6:48 Yo soy el pan de vida. Juan 6:49 Nuestros progenitores consumieron el maná en el desierto y fallecieron. Ju 6:50 Este es el pan que desciende del cielo, a fin de que cualquier persona que coma de él no muera. Ju 6:51 Yo soy el pan vivo que descendió del cielo; si alguno come de este pan, va a vivir para toda la vida; y el pan que yo voy a dar es mi carne, la que yo voy a dar por la vida de todo el mundo. Juan 6:52 Entonces los judíos discutían entre sí, diciendo: ¿De qué forma puede él ofrecernos a comer su carne? Ju 6:53 Jesús les afirma: De determinado, de determinado les digo, que si no coméis la carne del Hijo del hombre, y bebéis su sangre, no tenéis vida en nosotros. Ju 6:54 El que come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna; y yo lo resucitaré en el último día. Jn 6:55 Pues mi carne es verídica comida, y mi sangre verídica bebida. Jn 6:56 El que come mi carne y bebe mi sangre, continúa en mí y yo en él. Juan 6:57 Como me envió el Padre viviente, y yo vivo por el Padre, de este modo el que me come, va a vivir por mí. Ju 6:58 Este es el pan que descendió del cielo; no como nuestros progenitores consumieron el maná y fallecieron; el que come de este pan va a vivir para toda la vida. Juan 6:59 Estas cosas ha dicho en la sinagoga, enseñando en Capernaum. Ju 6:60 Varios de sus acólitos, oyéndolos, afirmaban: Bien difícil es esta palabra; ¿Quién puede oírlo? Judas 6:61 Conociendo Jesús en sí que sus acólitos susurraban de esto, les ha dicho: ¿Esto les escandaliza? Ju 6:62 ¿Y si viereis al Hijo del hombre subir a donde se encontraba primero? Ju 6:63 El espíritu es el que da vida; la carne para nada sirve; las expresiones que yo les he hablado son espíritu y son vida. Juan 6:64 Pero existen algunos de ustedes que niegan. Por el hecho de que Jesús sabía desde el comienzo quiénes eran los descreídos y quiénes lo traicionarían. Ju 6:65 Y él ha dicho: De ahí que les digo que absolutamente nadie puede venir a mí, si no le resulta dado por el Padre. Ju 6:66 Desde ese momento varios de sus acólitos se volvieron atrás, y por el momento no andaban con él. Ju 6:67 Entonces Jesús ha dicho a los 12: ¿Nosotros asimismo deseáis iros? Ju 6:68 Simón Pedro le respondió: Señor, ¿a quién vamos a ir? Tienes expresiones de vida eterna. Ju 6:69 Y nosotros hemos creído y entendemos que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente. Juan 6:70 Jesús les respondió: ¿No les he elegido yo a nosotros 12, y uno de nosotros es demonio? Judas 6:71 Charló de Judas Iscariote, hijo de Simón; pues este era el que lo iba a dar, y él era entre los 12.

Yo soy el Pan de Vida – Juan 6:35

Jesús les ha dicho: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene jamás mucho más va a tener apetito; y el que cree en mí no va a tener sed nunca.

Entre las enseñanzas mucho más conocidas y quizás mucho más importantes de la Biblia. Para iniciar, el Apóstol relata con aspecto la forma en que su Profesor consideraba la palabra de Dios como escencial como alimento espiritual. Al principio de la historia en el capítulo 6 del Evangelio de Juan podemos consultar una multitud agobiada que busca a Jesús, pero por causas equivocadas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *