Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Hechos 2 21

Qué dice Hechos 2 21

21 y todo el que que invoque el nombre del Se√Īor va a ser salvo.

Hch 2:1 En el momento en que lleg√≥ el d√≠a de Pentecost√©s, estaban todos juntos un√°nimes. Hechos 2:2 Y de s√ļbito vino del cielo un estr√©pito, como de un viento robusto que soplaba, el que llen√≥ toda la vivienda donde estaban sentados; Hch 2:3 y se les se dieron a conocer lenguas divididas, como de fuego, descansando sobre cada uno. Hechos 2:4 Y fueron todos llenos del Esp√≠ritu Beato, y han comenzado a charlar en otras lenguas, seg√ļn el Esp√≠ritu les daba que hablaran. Hechos 2:5 Y jud√≠os, hombres que tienen piedad, de todas y cada una de las naciones bajo el cielo, habitaban en Jerusal√©n. Hechos 2:6 Y en el momento en que se realiz√≥ este estruendos, se reuni√≥ la multitud; y estaban confundidos, pues cada uno de ellos les o√≠a charlar en su lengua. Hechos 2:7 Y estaban estupefactos y estupefactos, diciendo: Hete aqu√≠, ¬Ņno son galileos todos estos que charlan? Hechos 2:8 ¬ŅDe qu√© manera, ya que, les o√≠mos a cada uno de ellos charlar en nuestra lengua en que nacimos? Hechos 2:9 partos, medos, elamitas, y los que moramos en Mesopotamia, en Judea, en Capadocia, en el Ponto y en Asia, Hechos 2:diez en Frigia y Panfilia, en Egipto y en las zonas de √Āfrica al√©n de Cirene , y los romanos habitantes aqu√≠, tanto jud√≠os como pros√©litos, Hch 2:11 cretenses y √°rabes, les o√≠mos charlar en nuestras lenguas las maravillas de Dios. Hechos 2:12 Y estaban todos sorprendidos y perplejos, diciendo unos a otros: ¬ŅQu√© es lo que significa esto? Hechos 2:13 Pero otros afirmaban burlonamente: Est√°n llenos de vino nuevo. Hechos 2:14 Entonces Pedro se levant√≥ con los once, y levantando la voz, les ha dicho: Jud√≠os hombres, y todos y cada uno de los que habit√°is en Jerusal√©n, esto os resulte conocido, y o√≠d ‚Äč‚Äčmis expresiones. Hechos 2:15 Pues estos no est√°n borrachos, como nosotros pens√°is, pues es ya la hora tercera del d√≠a. Hch 2:16 Pero o sea lo que se dijo por el profeta Joel: Hch 2:17 Y en los finales d√≠as, afirma Dios, derramar√© de mi Esp√≠ritu sobre toda carne, y nuestros hijos y vuestras hijas profetizar√°n; Nuestros j√≥venes van a ver visiones, y nuestros jubilados so√Īar√°n sue√Īos; Hechos 2:18 Y precisamente derramar√© mi esp√≠ritu sobre mis siervos y sobre mis siervas en esos d√≠as, y profetizar√°n. Hechos 2:19 Y voy a dar prodigios arriba en el cielo, y se√Īales abajo en la tierra: Sangre, fuego y vapor de humo; Hechos 2:20 El sol se transformar√° en tinieblas, y la luna en sangre, antes que venga el d√≠a del Se√Īor, grande y manifiesto; Hechos 2:21 Y todo el que que invocare el nombre del Se√Īor, va a ser salvo. Hechos 2:22 Hombres israelitas, escuchad estas expresiones: Jes√ļs de Nazaret, var√≥n aprobado de Dios entre nosotros por las maravillas, prodigios y se√Īales que Dios logr√≥ entre nosotros a trav√©s de √©l, como nosotros mismos sab√©is; Hechos 2:23 A este, entregado por el preciso consejo y adelantado conocimiento de Dios, lo tomasteis y lo matasteis por manos de los imp√≠os, crucific√°ndole; Hechos 2:24 a quien Dios resucit√≥, libr√°ndolo de las penas de la desaparici√≥n, por cuanto le era irrealizable ser retenido por ella. Hechos 2:25 Por el hecho de que David afirma de √©l: Siempre y en todo momento vi al Se√Īor enfrente de m√≠; Por el hecho de que est√° a mi derecha, no voy a ser movido. Hechos 2:26 Por consiguiente, mi coraz√≥n se alegr√≥ y mi lengua se alegr√≥; y hasta mi carne reposar√° en promesa; Hechos 2:27 Pues no vas a dejar mi alma en el Hades, ni permitir√°s que tu Beato vea corrupci√≥n. Hechos 2:28 Me diste a saber el sendero de la vida; Me llenar√°s de alegr√≠a con tu presencia. Hechos 2:29 Hombres hermanos, libremente pod√©is decir del patriarca David, que muri√≥ y fue enterrado, y su sepulcro est√° con nosotros hasta hoy. Hechos 2:30 Mas siendo profeta, y a sabiendas de que Dios le hab√≠a jurado que de su simiente, en lo que se refiere a la carne, levantar√≠a al Cristo a fin de que se sentara en su trono, Hechos 2:31 vi√©ndolo antes, charlaba de la resurrecci√≥n de Cristo, que su alma no fue dejada en el Hades, ni su carne vio corrupci√≥n. Hechos 2:32 A este Jes√ļs resucit√≥ Dios, de lo que todos nosotros somos presentes. Hechos 2:33 Conque, exaltado por la diestra de Dios, y habiendo recibido del Padre la promesa del Esp√≠ritu Santurr√≥n, derram√≥ esto que nosotros veis y o√≠s. Hechos 2:34 Por el hecho de que David no subi√≥ al cielo; pero √©l mismo afirma: Ha dicho el Se√Īor a mi Se√Īor: Si√©ntate a mi diestra, Hechos 2:35 hasta el momento en que ponga a tus contrincantes por estrado de tus pies. Hechos 2:36 Sepa, ya que, con seguridad toda la vivienda de Israel, que Dios construy√≥ a este Jes√ļs, Se√Īor y Cristo, a quien nosotros crucificasteis. Hechos 2:37 Al o√≠r esto, se les hundi√≥ el coraz√≥n, y afirmaron a Pedro ahora el resto ap√≥stoles: Hombres hermanos, ¬Ņqu√© vamos a hacer? Hechos 2:38 Pedro les ha dicho: Arrepent√≠os, y baut√≠cese todos nosotros en el nombre de Jesucristo para perd√≥n de los errores; y recibir√©is el don del Esp√≠ritu Beato. Hechos 2:39 Por el hecho de que para nosotros es la promesa, y para nuestros hijos, y para todos y cada uno de los que est√°n lejos; pues para cuantos el Se√Īor nuestro Dios llamare. Hechos 2:40 Y con muchas otras expresiones testificaba y los exhortaba, diciendo: Sed salvos de esta malvada generaci√≥n. Hechos 2:41 Y los que admit√≠an su palabra eran bautizados; y ese d√≠a se sumaron como tres mil personas. Hechos 2:42 Y perseveraban en la doctrina de los ap√≥stoles, en comuni√≥n unos con otros, en el partimiento del pan y en la oraci√≥n. Hechos 2:43 Y vino miedo sobre todos ellos; y varios prodigios y se√Īales fueron fabricadas por los ap√≥stoles. Hechos 2:44 Todos y cada uno de los que cre√≠an estaban juntos y ten√≠an todo en com√ļn; Hechos 2:45 y vendieron sus pertenencias y recursos, y repartieron a todos seg√ļn las pretensiones de cada uno de ellos. Hechos 2:46 Y perseverando un√°nimes cada d√≠a en el templo, y partiendo el pan en las viviendas, com√≠an juntos con alegr√≠a y facilidad de coraz√≥n, Hechos 2:47 alabando a Dios y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Se√Īor agregaba cada d√≠a a la iglesia los que hab√≠an de ser salvos.

A√Īo 6 Segundo Semestre 2015

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *