Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice en Juan 11 25

Qué dice en Juan 11 25

25 Jes√ļs le ha dicho: Yo soy la resurrecci√≥n y la vida; el que cree en m√≠, si bien muera, va a vivir. 26 Y todo el que vive y cree en m√≠ no va a morir nunca. ¬ŅT√ļ crees eso?

Varias personas aseguran que debemos opinar que Jes√ļs es el Cristo sin siempre tener que opinar en √Čl para la vida eterna o alg√ļn otro g√©nero de salvaci√≥n.

Por contra, mantenemos que en el momento en que uno piensa que Jes√ļs es el Cristo, o sea, el Salvador, asimismo debe comprender qu√© g√©nero de salvaci√≥n da. Opinar en Jes√ļs como el Cristo es opinar en √Čl como el que da la vida eterna.

Jes√ļs ha dicho: Yo soy la resurrecci√≥n y la vida. El que cree en m√≠ va a vivir aun tras la desaparici√≥n. ‚ÄĒJuan 11:25 RV

Pero en el momento en que perdemos a un individuo cercano que es fiel, debemos rememorar una verdad esencial que nos va a ayudar a sobrellevar la pérdida. El mal indudablemente nos alcanzará, pero por la felicidad de Dios, el mal no posee por qué razón abrumarnos. Esta verdad va al corazón de la fe cristiana y nos proporciona una visión de la persona de Cristo.

En el momento en que muere un hermano o una hermana en el Se√Īor, primero debemos rememorar que el Padre respondi√≥ la oraci√≥n de Jes√ļs. Dios es soberano sobre la desaparici√≥n de nuestros conocidos cercanos y tiene prop√≥sitos que quiz√°s jam√°s comprendamos, pero tenemos la posibilidad de aferrarnos a la realidad de que Jes√ļs or√≥ a fin de que su Padre trajese a su pueblo a casa. En el momento en que un cat√≥lico muere, el Padre otorga a su Hijo una solicitud que logr√≥ por vez primera hace pr√°cticamente 2 mil a√Īos, la noche antes de ofrecer su historia por su pueblo.

El Se√Īor sabe todas y cada una de las cosas

En el momento en que el Se√Īor Jes√ļs recibi√≥ el mensaje de la patolog√≠a de L√°zaro, no fue veloz, sino tard√≥ un par de d√≠as. El Se√Īor sabe todas y cada una de las cosas, y en todo busca nuestro bien. M√°s all√° de que se toma tiempo para contestar a nuestra oraci√≥n, debemos tener certeza de que siempre y en todo momento nos escucha.

Jes√ļs afirma a sus ac√≥litos que tienen que regresar a Judea, al pueblo de Betania, que est√° a unas 2 millas de Jerusal√©n, por el hecho de que ¬ęnuestro amigo L√°zaro duerme¬Ľ (v. 11).

Im√°genes de Juan 11:25

Esta vez te mostramos una sucesi√≥n de im√°genes que nos charlan de este art√≠culo b√≠blico, en este momento puedes llevarlas contigo a√ļn sin conexi√≥n a Internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *