Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice en Efesios 4

Qué dice en Efesios 4

Cap√≠tulo 4. Yo, ya que, preso por el Se√Īor, les suplico que and√©is como es digno de la vocaci√≥n con que fuisteis llamados; 2 Con toda humildad y mansedumbre, con longanimidad, soport√°ndoos unos a otros en amor; 3 Expectantes de almacenar la unidad del Esp√≠ritu en el v√≠nculo de la paz.

Quiz√°s varios de los que llegan a esta p√°gina se est√©n mejorando para descender a las aguas bautismales, y posiblemente otros muchos ahora hayan descendido a las aguas. Pero abordemos aqu√≠ el d√≠a de hoy ¬Ņqu√© es el bautismo en agua?

Exactamente el mismo Se√Īor Jesucristo fue bautizado en agua, transform√°ndose en un caso de muestra para todos y cada uno de los que nos encontramos prestos a proseguir sus llagas. El bautismo es s√≠mbolo de conversi√≥n para el cat√≥lico, esto es, el cat√≥lico que se bautiza est√° ratificando p√ļblicamente la vida novedosa en Cristo Jes√ļs bautizado

¬ŅDe qu√© manera admitir si tu pastor es ap√≥stata?

El vers√≠culo 23 afirma: ¬ęConque, m√°s que nada, mant√©nganse firmes en la amabilidad, el cari√Īo fraternal y la paz que hay en Cristo¬Ľ. Este vers√≠culo nos advierte que debemos ser firmes en nuestra fe, singularmente en tiempos bien dif√≠ciles. Es esencial tener presente que el bien, el cari√Īo y la paz son emanaciones de Dios mismo y son fundamentales para vivir una vida cristiana plena. Debemos intentar estar en paz con todos, en especial con otros fieles, y intentar ser compasivos y cari√Īosos con todas y cada una la gente, en tanto que todos nos encontramos formados por exactamente el mismo Constructor.

El cristianismo ense√Īa que el hombre se constituye de tres partes: el cuerpo, el alma y el esp√≠ritu. La Biblia afirma que el esp√≠ritu es lo que da vida al hombre (Juan 6:63). La cabeza es una parte del alma, y ‚Äč‚Äčel alma y el esp√≠ritu son lo que nos hace humanos. La cabeza es lo que nos deja meditar, sentir y elegir. El alma es lo que nos ofrece la vida eterna. El esp√≠ritu es lo que nos conecta con Dios.

efesios 4

1 Yo, ya que, preso por el Se√Īor, les suplico que and√©is como es digno de la vocaci√≥n con que fuisteis llamados; 2 Con toda humildad y mansedumbre, con longanimidad, soport√°ndoos unos a otros en amor; 3 Expectantes de almacenar la unidad del Esp√≠ritu en el v√≠nculo de la paz. 4 un cuerpo y un Esp√≠ritu; como asimismo nosotros sois llamados a exactamente la misma promesa de vuestra vocaci√≥n: 5 un Se√Īor, una fe, un bautismo, 6 un Dios y Padre de todos, el que es sobre todas y cada una de las cosas, y por todas y cada una de las cosas, y en todos nosotros. 7 Pero la felicidad nos es dada a todos nosotros acorde a medida del don de Cristo. 8 De ah√≠ que afirma: Subiendo a lo prominente, llev√≥ cautiva la cautividad, Y dio dones a los hombres. 9 (Y que subi√≥, ¬Ņqu√© es sino asimismo descendi√≥ primero a las partes mucho m√°s bajas de la tierra? diez El que descendi√≥, √©l mismo es exactamente el mismo que asimismo subi√≥ sobre todos y cada uno de los cielos para efectuar todas y cada una de las cosas.) 11 Y √©l √©l mismo dio ciertos, precisamente ap√≥stoles; y otros, profetas; y otros, evangelistas; y otros, pastores y doctores; 12 para perfeccionar a los beatos, para la obra del ministerio, para la edificaci√≥n del cuerpo de Cristo; 13 hasta el momento en que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, var√≥n especial, a medida de la edad de la plenitud de Cristo; 14 a fin de que no seamos mucho m√°s peque√Īos inestables y llevados por todos lados por el viento de la doctrina, por las artima√Īas de los hombres que, para mentir, se sirven de las taimadas artima√Īas del fallo para mentir: 15 Antes de continuar la realidad en el cari√Īo, crezcamos arriba en todo en aquel que es la cabeza, o sea, Cristo; 16 De lo que, todo el cuerpo compuesto y bien unido por todas y cada una de las coyunturas de su alimento, que recibe seg√ļn la operaci√≥n, cada integrante seg√ļn su medida incrementa el cuerpo edific√°ndose en amor. 17 Esto, ya que, digo y les solicito en el Se√Īor, que no and√©is mucho m√°s como el resto gentiles, que andan en la vanidad de sus sentidos. 18 Entenebrecidos en su comprensi√≥n, extra√Īos de la vida de Dios por la ignorancia que en ellos hay, por la dureza de su coraz√≥n; g√©neros de cosas de impureza 20 Pero as√≠ no aprendisteis a Cristo: 21 si, no obstante, le hab√©is o√≠do, y hab√©is sido ense√Īados en √©l, como la realidad est√° en Jes√ļs, 22 dej√°ndoos en lo que se refiere a la manera de vida previo; el adulto mayor que se corrompe seg√ļn los deseos del fallo; 23 y a fin de que seamos renovados en el esp√≠ritu de vuestra cabeza, 24 y revest√≠os del nuevo hombre, desarrollado a imagen de Dios en la justicia y en la santidad de la realidad. 25 Por consiguiente, desechando la patra√Īa, hable verdad cada uno de ellos con su pr√≥jimo; pues somos integrantes los unos de los otros. 26 Airaos y no pequ√©is; no coloques el sol sobre tu furia; 27 Ni deis sitio al demonio. 28 El que hurtaba, no hurte mucho m√°s; trabajad mucho m√°s bien, realizando lo bueno con vuestras manos, a fin de que teng√°is qu√© ofrecer a los necesitados. 29 No salgan de vuestra boca expresiones necedades, sino m√°s bien las que sean buenas para edificaci√≥n, para que den felicidad a los que oyen. 30 Y no contrist√©is al Esp√≠ritu Santurr√≥n de Dios, con el que est√°is sellados para el d√≠a de la redenci√≥n. 31 Quita de ti toda amargura, enojo, furia, voces, calumnias y toda malicia; 32 Antes bien, sed buenos unos con otros, misericordiosos, perdon√°ndoos unos a otros, como asimismo Dios les disculp√≥ a nosotros en Cristo.

efesios 4

Libro de EfesiosLibro de EfesiosLibro de Efesios Capítulo 1 Capítulo 3 Capítulo 5 Capítulo 2 Capítulo 4 Capítulo 6 Efesios explicado (episodios y versículos)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *