Saltar al contenido
Inicio » Qué dice Eclesiastés 11 9

Qué dice Eclesiastés 11 9

9 Alégrate, joven, en tu juventud, y alégrate tu corazón en los días de tu juventud; y andad en los caminos de tu corazón y en la visión de nuestros ojos, pero sabed que sobre todas y cada una estas cosas Dios les va a traer a juicio.

Acuérdate del Constructor en tu juventud, antes que el polvo vuelva a la tierra y el Espíritu de Dios

Goza mientras que eres joven y diviértete en la juventud; déjate llevar por el corazón y con lo que recrea tu mirada; pero sabed que Dios les va a traer a juicio para hablar de todo. Repudia las penas del corazón e impide los dolores del cuerpo: la adolescencia y la juventud son fugaces. Acordaos de tu Constructor en nuestros primeros años, antes que vengan los días oscuros y lleguen los años en que afirméis: «No me agradan»; antes que el sol, la luz, la luna y las estrellas se oscurezcan, y tras la lluvia vuelvan las nubes. En aquel día temblarán los guardas de la vivienda, y se postrarán los valientes; los que muelen van a ser pocos y se detendrán; los que miran por las ventanas se confundirán; las puertas de la calle van a estar cerradas y el estruendos del molino va a ser solo un eco; el canto de los pájaros se desvanecerá, las canciones se desvanecerán; las alturas van a ser espantosas y los terrores acecharán las calles; en el momento en que el almendro florezca y la langosta se arrastre y la alcaparra sea ineficaz; pues el hombre va a la morada de su eternidad y el cortejo fúnebre recorre las calles. Antes que se rompa el hilo de plata y se rompa el cuenco de oro, y se rompa el cántaro de la fuente, y se rompa la polea del pozo, y el polvo vuelva a la tierra que fue, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio. Vanidad de vanidades, afirma Qohelet, vanidad de vanidades, todo es vanidad. V/. «Palabra de Dios». R/. «Te alabamos Señor».

Inspira a otros con tu ejemplo a proseguir a Cristo y marca una exclusiva inclinación.

El carácter de los jóvenes en la adolescencia asimismo tiende a cambiar, o volverse mucho más vehemente o impulsivo, quita la furia de tu corazón, a fin de que no eche raíces y se transforme en un rencor que entonces se transforma en un obstáculo en tu salud desarrollo.

Dios te ofrece toda la independencia, y te anima a gozarla, pero ten en cuenta que a corto o largo período siempre y en todo momento nos encontramos bajo autoridad, y debemos estudiar a ser de esta manera, tus progenitores van a ser tus progenitores para toda la vida. el resto de vuestra vida, el resto de vuestras vidas, y vais a ser bendecidos si los respetáis y defendéis su autoridad.

VER7 Cosas que no sabías de tu cuerpo

Por todo cuanto logró en esta vida, y por bastante exitación que tuvo, nada, nada de eso lo satisfizo con plenitud, que es lo que verdaderamente procuraba y lo que ansiaba su corazón, tal como lo que todo humano precisa.

Lo procuró todo y en el final termina diciendo que todo es vanidad y fugaz en esta vida,

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *