Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ Qu√© dice Apocalipsis 14 13

Qué dice Apocalipsis 14 13

13 Y o√≠ una voz del cielo que me afirmaba: Redacta: Bienaventurados los fallecidos que mueren en el Se√Īor desde este momento. S√≠, afirma el Esp√≠ritu, descansar√°n de sus trabajos, por el hecho de que sus proyectos prosiguen con ellos.

En el momento en que Dios logró al hombre, lo logró para vivir eternamente y eso lo llevamos en los genes. De ahí que nos cuesta bastante lidiar con el inconveniente de la desaparición. En el momento en que pienso en la desaparición de Abel a manos de su hermano Caín, no puedo imaginar el mal inenarrable que sus progenitores sintieron en sus corazones. Eso debe existir sido espantoso. Por ende, absolutamente nadie en la tierra está listo para combatir esta plaga que entró en la vida humana con el pecado.

No obstante, en el momento en que un individuo muere a la edad de este ilustre personaje, Adolfo √Ālvarez Perera, y con las incontables acciones a favor del resto en su curr√≠culo, en el fondo de nuestro coraz√≥n, bajo esa ineludible tristeza, en en la mitad del pesado mal que cargamos sobre nuestros hombros, hay una suerte de satisfacci√≥n por el legado dejado. Y Dios dedic√≥ versos en especial para ellos. ¬ęLos d√≠as de nuestra edad son setenta a√Īos; y en la mucho m√°s robusta es de ochenta a√Īos. C√°nticos 90:diez. Lo que se√Īala que Dios tipifica a estos enormes hombres como robustos no solo f√≠sicamente, que era lo mucho m√°s aparente, sino m√°s bien en las distintas facetas de la vida que debieron enfrentar con valent√≠a y sabidur√≠a. Y eso fue lo que prob√≥ Dom Adolfo en vida. Otro art√≠culo que tenemos la posibilidad de poner paralelamente a esta lamentable muerte, es el que afirma ‚ÄúMueren los justos‚Ķ y se juntan los que tienen piedad, y no existe quien comprenda que frente a la aflicci√≥n se quita el justo‚ÄĚ Isa . 57:1. En otras expresiones, Dios deja que hombres buenos como este caballero vayan a reposar por su bien. Y despu√©s, Dios a√Īade ‚Äú‚Ķentran en paz. Descansan en sus lechos los que andan por su senda recta¬Ľ vers√≠culo 2. ¬ŅQu√© te semeja?

¬ŅQu√© nos solicita el Se√Īor?

Dios nos solicita el d√≠a de hoy que en este tiempo de maldad, idolatr√≠a y tambi√©n insensatez, los humanos volvamos a √Čl, que guardemos Su Ley y entendamos que nos encontramos en la √ļltima etapa de la vida en este planeta como Lo s√©. Si comprendemos y admitimos el primer mensaje, nos va a ser mucho m√°s simple comprender y admitir el segundo y el tercero en los vers√≠culos siguientes. Si el mensaje es rechazado, es igualmente simple negar todo cuanto prosigue.

Es nuestro deber estudiar estos mensajes, vivirlos y proclamarlos en voz alta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *