Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ D√≥nde se almacena el trauma

Dónde se almacena el trauma

En el momento en que un individuo vive un hecho traumático, la adrenalina recorre el cuerpo y el recuerdo queda impreso en la amígdala, que forma una parte del sistema límbico. La amígdala guarda el concepto sensible del acontecimiento, incluyendo la intensidad y el instante de la emoción.

El trauma es una experiencia angustiosa que tiene secuelas sentimentales y físicas. En el presente artículo observaremos de qué forma perjudica un acontecimiento traumático al cuerpo y de qué forma se guarda el recuerdo traumático en nuestro cuerpo.

¬ŅQu√© es un trauma?

Sendero como mucho profundo

Lo que entendemos con seguridad es que ciertas vivencias traum√°ticas no son alcanzables mediante la memoria ordinaria. Esto implica un mecanismo particular en el cerebro que toma esos recuerdos y los sostiene apartados del resto. Un desarrollo llamado ¬ęestudio ligado del estado¬Ľ puede ser la clave. Este desarrollo ense√Īa que ciertos recuerdos est√©n socios a ocasiones espec√≠ficas: una posici√≥n, la proporci√≥n de luz, un fragancia o nuestra especial agitaci√≥n. Este estado de dependencia se da con mucho m√°s continuidad de lo que semeja (en el momento en que vamos a efectuar una acci√≥n en otra habitaci√≥n y de s√ļbito olvidamos lo que est√°bamos intentando encontrar, por servirnos de un ejemplo).

Pero puede ser singularmente fuerte en estados de agobio severo y vivencias traum√°ticas. Seg√ļn el estudio, el mecanismo de almacenaje de estos recuerdos en la memoria en un largo plazo, de manera apartada, radica en recobrar el estado cerebral en el que se produjo la experiencia. Esto se consigue estimulando los receptores extrasin√°pticos para GABA, entre los 2 neurotransmisores mucho m√°s esenciales (adjuntado con el glutamato) en el cerebro. Estos receptores semejan ser causantes de codificar recuerdos en lo mucho m√°s profundo de la memoria. En el momento en que se impulsan, los recuerdos semejan ser de nuevo alcanzables, como se hall√≥ con los ratones.

El trauma nos desconecta del cuerpo

El cuerpo se confunde con el trauma. Su sabiduría innata se refleja en de qué forma un fácil movimiento, una posición o una fisiología completa se amoldan a las situaciones para aumentar al máximo el confort y subsistir.

El cuerpo aguanta todo y refleja todo cuanto nos pasa. El mal sensible y el mal f√≠sico del trauma se sienten en el cuerpo. Mal de garganta, mal en el pecho, incremento de los latidos del coraz√≥n, peso en los hombros… . Una reacci√≥n √ļtil en el instante del hecho traum√°tico y en situaciones de prominente agobio sensible, por el hecho de que nos distancia de la situaci√≥n dolorosa, pero es solo un parche. El trauma est√° arraigado en el cuerpo y resurgir√°, quiz√°s no inmediatamente, pero s√≠ transcurrido un tiempo.

¬ŅQU√Č ES EL TRAUMA?

El trauma tiene la posibilidad de tener su origen en un hecho traumático o situación excepcional que pone en riesgo la vida de la persona que lo padece o amenaza la integridad física o psíquica, vivido con enorme intensidad y también inesperadamente.

Puede manifestarse cualquier ocasi√≥n de la vida, pero no se vive del mismo modo en todas y cada una la gente, estos sucesos traum√°ticos no son iguales seg√ļn como los viva la persona. En otras expresiones, la manera en que reaccionas frente ocasiones que intimidan la vida o vivencias inopinadas es diferente para todos. Varias personas tienen la posibilidad de sentirse asustadas y abrumadas por un acontecimiento traum√°tico, al paso que otras tienen la posibilidad de reaccionar dadas estas ocasiones sinti√©ndose agradecidas e inclusive aliviadas de estar vivas; por consiguiente, las reacciones tienen la posibilidad de cambiar bastante de un individuo a otra.

Trauma en la ni√Īez

En la ni√Īez, la supervivencia del ni√Īo es dependiente de sus cuidadores. Cualquier conducta de abuso o abandono puede ser vivida como una amenaza para tu vida y por ende afectarte de forma traum√°tica. Gilbert et al., (2009) hallaron que, en los pa√≠ses desarrollados, un porcentaje importante de peque√Īas/peque√Īos son abusados ‚Äč‚Äčf√≠sica, sexual o psicol√≥gicamente por sus cuidadores. Estos autores llegan a las pr√≥ximas conclusiones:

    • El castigo tiende a ser continuo y forma una situaci√≥n cr√≥nica para los peque√Īos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *