Saltar al contenido
Inicio » Dónde hay más gitanos en el mundo

Dónde hay más gitanos en el mundo

La mayor concentración está en los países de Europa Central y del Este: Rumanía (con mucho más de 2 millones), Bulgaria (unos 700.000), Hungría (mucho más de 500.000), República Checa (unos 300.000) y Eslovaquia (prácticamente 450.000 ), hoy en día todos ellos países integrantes de la UE.

Cientos y cientos de gitanos se concentraron en frente de los tribunales de la región griega de Tesalónica para protestar contra la crueldad policial contra un joven de la red social gitana, que está en estado crítico tras recibir un tiro en la cabeza.

Los hechos tuvieron rincón la madrugada de este lunes en el momento en que el joven de 16 años salió sin abonar de una estación de servicio donde había repostado 20 euros.

1- EGIPTO

Egipto es una nación africana. Con una población de 93 millones de pobladores, los conjuntos mucho más varios son los Nawar y los Dom, siendo el país de todo el mundo con mayor población gitana en tanto que en Egipto su demografía sobrepasa los 2,3 miles de individuos.

El holocausto gitano

Entre los capítulos mucho más horribles y olvidados del nazismo fue la limpieza étnica a la que fueron sometidos los gitanos, encerrados campos de concentración, esterilizados y aniquilados. Las tres cuartas unas partes de los gitanos que vivían en Alemania fueron asesinados por el Tercer Reich, que adjuntado con sus socios asesinó a mucho más de quinientos mil de gitanos en toda Europa y dejó una cicatriz imborrable en la memoria colectiva gitana en un capítulo popular como Porraimos o Samudaripen.

Esta persecución quedó eclipsada por la sufrida por los judíos —la llamada Shoah—, frente a la como la red social en todo el mundo mostró una enorme intención de arreglar los daños en lo posible, apoyando una de sus mayores pretensiones: la creación del Estado desde Israel. Estas diferencias en la manera de admitir las dificultades sufridas ocultan la eterna estigmatización de los gitanos como ciudadanos de segunda. Nuestra Alemania no reconocería que los romaníes eran objeto de persecución nazi hasta 1982, prácticamente 40 años tras la caída de Hitler.

¿De dónde vienen?

Los gitanos son la minoría étnica mucho más grande repartida por Europa, pero para comprender sus orígenes hay que ver hacia el este: su tierra natal es el norte de la India, lugar desde donde emigraron a Europa y más tarde a otros países de América.

Partiendo de que sus orígenes se remontan a las coloridas tierras de Rajasthan, tenemos la posibilidad de comenzar a agrupar múltiples puntos para comprender el motivo de sus bailes, indumentaria, forma de charlar e inclusive muchas reacciones.

Estrategia de muerte

Los gitanos en España no gozan de exactamente los mismos derechos que los no gitanos. Hay cuestiones de urgencia que han de ser reconocidas por el Estado español. Aquí hubo un plan para remover comunidades, las que debieron ser expulsadas, perseguidas, apresadas y asesinadas. O sea bien reconocido. Tuvimos la expulsión de los moriscos de España, la expulsión de todo Al Andalus. Al tiempo, la era política coincidió con la opresión de los judíos y los campos de concentración. Y coincidió con la detención y el enorme atentado contra los gitanos en España. Eso fue en 1749. Hablo de la temporada en que se forjaba un plan prácticamente mundial para la supresión de todo cuanto no representase los valores de europa, blancos y privilegiados.

Se reconoce la organización que existió para remover al pueblo judío, tal como la manera en que actuó contra los moriscos en España. Se conoce que hubo persecuciones, expulsiones, homicidos, opresión por la parte del Estado, la Iglesia y las fuerzas de seguridad. Estas tres fuerzas se unieron a un nivel prácticamente global. Y esto se reitera en toda Europa: con los kurdos, con las comunidades árabes y es una parte de la estrategia de muerte del estado-nación contra las comunidades minoritarias. Pero la estrategia que se desarrolló en Europa y España contra los gitanos jamás fue conocida, y fue en exactamente la misma línea: el Estado, la iglesia y las fuerzas de seguridad se organizaron para, en una noche, parar a todos y cada uno de los gitanos en España, llevar a cabo esclavizarlos en galeras y poner mujeres en factorías. La misión era sostenernos separados y que no hubiese mucho más población gitana, que no naciesen gitanos y gitanas. Esto viene ocurriendo desde el avance de la política de exterminio de las comunidades minoritarias. Pero estos acontecimientos no se reconocen como orquestados y planeados estratégicamente contra los gitanos. Se reconocen como casos puntuales, apartados, extraños al hecho político, económico y racista. Absolutamente nadie charla de esto y absolutamente nadie lo pone encima de la mesa. No hubo reparación política ni pedido de indulto político. Tampoco se cuestionó al Estado por su accionar con el pueblo gitano.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *