Saltar al contenido
Inicio » Cuando los padres son injustos

Cuando los padres son injustos

Los progenitores déspotas son esos que fuerzan a sus hijos a actuar de cierta forma sin tener en consideración sus pretensiones y conmuevas, son intolerantes y también inflexibles y les hacen sentir mal, siendo aun beligerantes en el momento en que sus hijos no actúan como ellos quieren.

SAN CRISTOBAL DE LAS CASAS, sábado, 5 de julio de 2008 (ZENIT.org-El Espectador).- Publicamos el mensaje del obispo de San Cristóbal de las Viviendas, monseñor Felipe Arizmendi Esquivel, sobre los inconvenientes que atraviesa la familia en México y, particularmente, las consecuencias del alcoholismo, la infidelidad y el divorcio entre los pequeños.

PADRES EGOÍSTAS Y también INJUSTOS

Injusticias que cometes por intentar ser justo

Paradójicamente, en ocasiones actuamos inmerecidamente por intentar ser justos. Este es la situacion de los progenitores que asimismo adquieren regalos para su hermano en el momento en que es el cumpleaños de un niño. O las que dejan a todos y cada uno de los hermanos acostarse después o regresar a casa después en el momento en que no tienen exactamente la misma edad.

La igualdad no significa sugerir siempre y en todo momento precisamente lo mismo a todos, sino más bien cambiar nuestras actitudes a la edad ahora las situaciones específicas. Ser padre no es sencillo y es habitual cometer ciertos fallos. Lo primordial es conocerlos y entender evaluarlos.

Señales de que puedes tener progenitores tóxicos

Si bien desgraciadamente no hay una alarma que suene verdaderamente en el momento en que estamos frente a un padre o una madre tóxicos, lo que indudablemente podría eludir varios traumas y sobresaltos, lo cierto es que hay algunas señales que nos tienen la posibilidad de contribuir a detectar si contamos un padre tóxico o una situación poco saludable para el ambiente familiar y el avance de los hijos (si bien no todas y cada una tienen que darse al unísono). , y te señalamos ciertos de ellos ahora:

  • Progenitores o mamás que reaccionan en el día a día sin contención sensible, esto es, lo dramatizan todo o exageran sus expresiones y acciones en demasía .
  • Estos tienen la posibilidad de ser progenitores que distribuyen varios puntos íntimos de sus vidas con sus hijos, involucrándolos en inconvenientes o problemas continuos.
  • Tienen la posibilidad de condicionar a la familia para hacerse con el control, oa los hijos particularmente, por medio de cosas como el dinero o la culpa.
  • Tienden a ser personas que no tienen límites, lo que se expone todos los días en su accionar por medio de críticas destructoras o acciones sin consenso.
  • Son personas sin empatía y egocéntricas, lo que provoca que todo gire a su alrededor y todo cuanto no es de esta forma está mal. La carencia de empatía asimismo resulta ser una perfeccionada sepa de sentimientos y preocupación por el otro.
  • Su lenguaje hacia el resto puede ser irrespetuoso, en parte importante por esa falta de límites, y nada de lo que lleve a cabo un niño va a ser bueno o preciso, lo que se traduce en una falta de acompañamiento incesante o reconocimiento de superación o éxitos.

La organización Progenitores de laguarda es un conjunto de progenitores y mamás que, por distintas disposiciones legales, tienen contraindicado ver a sus hijos. Sus pertenecientes demandan el derecho a retomar el contacto por el hecho de que afirman que las demandas que los distancian de sus familias son falsas. La pelea de esta organización aborda un tema complejo que frecuentemente se impide intensamente pues cada caso tiene sus peculiaridades, y esta clase de organización corre el peligro de resguardar a los violentos. De ahí que EL OTRO entrevistó no solo a integrantes de los Progenitores de laguarda, sino más bien asimismo a la conocida letrada de familia y feminista Marisa Herrera.

Fotografías: Seba Heras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *