Saltar al contenido
Inicio » Cuáles son los peores traumas

Cuáles son los peores traumas

Ciertas primordiales causas de Accidentes. Intimidación/acoso cibernético Caos o disfunción en la vivienda (como crueldad doméstica, progenitores con patologías mentales, abuso de substancias o encarcelamiento) Muerte de un individuo cercano. Abuso o desidia sensible. Abuso físico o desidia. ¿Mas cosas?

Los inconvenientes que experimentamos en la niñez tienen la posibilidad de influir en nuestra calidad de vida como mayores. En el momento en que nuestro estudio infantil son vivencias dolorosas, parte de nuestra personalidad está formada por opiniones negativas sobre nosotros que influirán en nuestro día a día en el momento en que seamos mayores y frecuentemente van a ser la causa de no poder seguir en la vida. de una forma sana y correcta.

Escapar del enfrentamiento o vivirlo

Las infancias traumáticas acostumbran a realizarse en una familia muy problemática. Un contexto en el que los disconformidades y las agresiones eran la regla. Cualquier palabra o acto podía desatar inconvenientes, recriminaciones e inclusive vejaciones. Por esa razón un individuo puede medrar miedosa o ofuscada con el enfrentamiento.

Esos que se preocupan al enfrentamiento huirán bajo cualquier situación. Aun tienen la capacidad de anular sus convicciones para eludir una contradicción. Esos que se aferran al enfrentamiento transforman todo en un inconveniente. Continúan bloqueados repitiendo los hábitos que aprendieron en el momento en que eran pequeños.

Muchas personas se pregunta: ¿pude haber vivido por un trauma infantil y no saberlo? La contestación, si bien matizada, es sí. Sí, es posible que algún acontecimiento traumático (o múltiples) de tu niñez haya dejado una huella en tu vida adulta de la que no eres consciente.

Quizás el malestar sensible que padeces, o la carencia de autovaloración, o los asaltos de íra, o la mala administración de la frustración (según tu caso)… estén muy relacionados con un trauma de la niñez que te no se identifique, o de lo que sea tenuemente consciente pero tenga temor o vergüenza de expresarlo.

Diferencias en los criterios diagnósticos manuales

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales, DSM-5 (APA, 2013), es mucho más restrictivo, puesto que cree que para el trastorno de agobio postraumático existe ha de ser un acontecimiento que involucre (Método A) exposición a la desaparición, lesiones graves o crueldad sexual real o amenaza contra usted o alguien próximo a usted. Teniendo en cuenta esto preciso a fin de que permanezca el trastorno de agobio postraumático, esta definición deja fuera acontecimientos que tienen la posibilidad de ser enormemente traumáticos y tener efectos asoladores; pero que no estén relacionados directamente con ocasiones de crueldad física o riesgo de muerte.

Por servirnos de un ejemplo, la infidelidad de la pareja se vive como una traición traumática que tiene efectos afines al trastorno de agobio postraumático (ver la página sobre infidelidad en Psicoterapeutas.com, pinchando aquí). No obstante, en la definición de la CIE-diez, la traición de un compañero en la infidelidad podría considerarse un acontecimiento traumático, que puede desatar procesos afines a los descritos en el DSM 5 para determinar el trastorno de agobio postraumático.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *