Saltar al contenido
Inicio » Cuáles son las características de un mago

Cuáles son las características de un mago

Son gente fácil con algunos poderes sobre la naturaleza. Su poder reside en su sabiduría y conocimiento de los nombres reales de las cosas y poderes naturales. Utilizan la magia con bastante precaución para no modificar la estabilidad.

¿Qué se precisa para ser un óptimo mago? ¿Qué tienen estos enormes magos que admiramos y los diferenciamos del resto? 3 especificaciones que marcan la diferencia: Pasión, especialidad y talento.

Pasión Un mago que no es un con pasión de su arte no puede ocuparse a él, ni profesionalmente ni por hábito, ni por cualquier otra cosa. La pasión es el motor que te impulsa a estudiar nuevos efectos, perfeccionar los que conoces y hacer otros nuevos. Un mago con pasión está animado para ir siempre y en todo momento un paso mucho más allí, no para conformarse con lo que sabe, sino más bien para continuar estudiando y ensayando hasta la extenuación. Es la característica que diferencia a un mago que hace trucos de uno que hace magia. Además de esto, la pasión por el arte, como todas y cada una de las especificaciones que aquí escribo, como afirma Juan Tamariz, se emiten al público a lo largo de las muestras, no entendemos de qué manera, pero el público lo sabe.

Géneros de magia

Comúnmente se distinguen distintas tradiciones de las llamadas magias, en función de su naturaleza y de la cuenta ética o ética de sus actos. De este modo, por poner un ejemplo, se habitúa charlar de magia «blanca» en el momento en que sus objetivos son bien premeditados, y de magia «negra» en la situacion totalmente contrario. También, se tienen la posibilidad de distinguir las próximas “formas” mágicas:

  • Adivinación. Como su nombre señala, es magia usada para adivinar el futuro o ver lo que comunmente no se observa. Su símbolo clásico es la bola de cristal: un aparato en el que en teoría se podían ver imágenes del futuro, o de lo que pasaba en otra lugar de este mundo. Asimismo es común la utilización de cartas (como el tarot), la lectura de la palma de la mano y otros teóricos métodos que interpretan pistas del futuro hacia el presente.
  • Nigromancia. Hablamos de magia que trata con los fallecidos y el inframundo, así sea reviviendo personas, invocando espíritus o haciendo ritos que necesitan unas partes de cadáveres. Se asocia con los fallecidos vivientes, la pestilencia, la hechicería y las artes del demonio.
  • Piromancia. Este es el nombre que se le da a la magia del fuego: aquella que en teoría es dominada por quienes establecen un pacto con este elemento, para dominarlo al manejo de su intención. Los piromantes no solo podían -en teoría- dirigir el fuego, sino más bien asimismo generarlo espontáneamente.
  • Magia sexual. Fundamentada en la cuenta del sexo como una práctica sagrada y vigorosa, esta tradición asigna habilidades mágicas a los fluidos anatómicos, algunas posiciones o prácticas eróticas y intenta ocasionar el cariño y la pasión a intención entre los humanos.
  • La invocación. En esta clase de prácticas mágicas se usan rituales para convocar o atraer al chato real entidades demoníacas, sobrenaturales o místicas, que de otra manera no podrían entorpecer con la verdad. En lugar de eso, o exactamente como condición a fin de que volviesen a su plan frecuente, los invocadores solicitaban favores o demandaban la utilización de sus poderes. Una versión vieja y oriental representa al genio atrapado en una lámpara mágica, que concederá tres deseos a quien la libere.
  • Taumaturgia. Entendida como la magia que convierte o crea la materia, puede comprenderse como predecesora de la alquimia. Los lanzadores de hechizos tienen la posibilidad de editar materiales en otros a intención, o hacerlos manifestarse de la nada, y asimismo tienen la posibilidad de dar algunos obsequios a elementos concretos, como reliquias. Este es la situacion del supuesto santurrón cáliz, que purificaba en el instante todo cuanto en él se vertía.
  • El mal de ojo. Una de las maneras de magia mucho más populares y recurrentes, consistente en la oportunidad de hechizar a otros o herirlos con solo una observación, singularmente en el momento en que es fruto de la envidia. Para esto, es frecuente (aún en la actualidad) la utilización de amuletos protectores, como el azabache o la semilla de peonía, más que nada en los recién nacidos.

¿Quién fue el Rey Arturo?

El Rey Arturo (en inglés, King Arthur) es el personaje central de una histórica tradición británica contada en varios romances medievales, no solo británicos, sino más bien asimismo franceses y alemanes (populares en grupo como «Arturian Cycle» o «Historia de historia legendaria Arturic” y que constituyen la llamada “Materia de Enorme Bretaña”).

Según las ediciones mucho más terminadas, Arturo fue un ejemplar rey británico que rigió virtuosamente desde su castillo de Camelot y lideró una fraternidad famosa como «los caballeros de la mesa redonda», hasta el momento en que murió a manos de su hijo y fue llevado a la isla de Avalon.

¿De qué manera es la vida de los magos?

Los magos tienen la posibilidad de ser considerados tienen una expectativa de vida mucho más extendida que los muggles, gracias a su promesa de vida mágica y métodos médicos. En la niñez, las brujas y los magos tienen la posibilidad de exhibir «destellos de magia», llamados magia accidental, que se administran con la edad y la asistencia a la escuela.

(tix ag_7)

¿De qué manera es el Asistente?

Un óptimo Mago siempre y en todo momento trata de estar en contacto con la enorme visión, con el inconveniente que deseamos solucionar, con el impulso inicial que nos sostiene vivos y sostiene viva la compañía, pero tal como el mago de las cartas. está representada en las cartas del tarot (con una mano arriba y una mano abajo), la gente que desarrollan esta energía encauzan su visión y también inspiración, pero basan estos mensajes y los encarnan en la vida diaria.

Solo tenemos la posibilidad de conectarnos con la fuente si podemos encontrar el sendero espiritual que es realmente nuestro. El Mago nos acompaña a ser la mejor versión de nosotros, a fin de que esa mejor versión sea la que cada día busque solucionar los desafíos que nos sugieren nuestros proyectos. Es de esta forma como el Mago convierte la verdad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *