Saltar al contenido
Inicio » Cómo se llama la persona que insulta

Cómo se llama la persona que insulta

Coprolalia es el término médico usado para detallar entre los síntomas mucho más confusos y socialmente estigmatizantes del síndrome de Tourette. Es la expresión desapercibida de expresiones indecentes o socialmente inadecuadas o comentarios desdeñosos.

Un prominente porcentaje de la población emplea la palabra mogolic como insulto sin percatarse de que de todos modos la utilización de esta palabra forma un claro acto de discriminación. La causa primordial de que esto ocurra es la carencia de información por la parte de la población que usa este término de forma despectiva.

La palabra mogólico utilizada como insulto tiene un fuerte encontronazo sobre la dignidad de la gente con síndrome de Down, quienes son estigmatizadas por una palabra que en la utilización de hoy oculta la perversidad de pensamiento binomio respecto de qué es habitual y que no.

Insulting en inglés: Los tacos mucho más rutinarios

Entre las mucho más polivalentes de las expresiones ofensivas y vulgares está shit, “shit” para nosotros. Like fuck, shit procede de los lenguajes germánico y escandinavo y se encuentra dentro de las expresiones mucho más viejas del inglés. Inicialmente era un término técnico para la diarrea bóvida.

Asimismo puedes decir que algo es “mierda”, ser una mierda, y eso significa tanto que atufa como que es algo excelente. Esta ambigüedad está definida por el contexto.

Concéntrate en lo positivo

Si piensas que hay algo positivo en todo cuanto es malo, entonces esta es tu mejor forma de contestar a los insultos. ¡Es hora de emplear insultos para prosperar!

Piensa que alguien te afirma que eres un poco responsable. Quizás este comentario logre venir pues llegas tarde al trabajo todos y cada uno de los días o por el hecho de que por norma general muestras una actitud “apasionada” hacia tus responsabilidades. En un caso así, puedes emplear el insulto a tu favor y tomarlo como una crítica edificante para prosperar estos puntos.

La comunicación beligerante, una manera de poder

Indagaciones como la efectuada en la Facultad de Bath (Inglaterra) señalan que la gente que agravian acostumbran a colonizar los ámbitos organizacionales. La comunicación beligerante busca estatus y una manera de poder sobre el resto.

Al final de cuenta, eso es lo que procuran muchas de estas figuras: hacer una jerarquía donde poder situarse sobre el resto por medio de la crítica, la degradación, los insultos camuflados, etcétera.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *