Saltar al contenido
InicioC贸mo se llama la bruja del amor

C贸mo se llama la bruja del amor

La personaje principal de la pel铆cula, Elaine, es una hechicera que escapa de la regi贸n tras la desaparici贸n de su marido en extra帽as situaciones. Se instala en un peque帽o pueblo de California, preparada para vender sus art铆culos hechos a mano en una tienda local. M谩s que nada, est谩 resuelta a buscar novedosas chances para el cari帽o.

Si bien Netflix se complace de haber llenado las arcas de sus inversionistas merced a su talento para completar de televidentes series y reportajes en primera persona, si bien las considerables salas menguan y los videoclubes prosiguen engrosando la pira funeraria del anta帽o p谩del. tribunales y laverrap, pero el cine se niega a fallecer. Lo mismo sucede con las brujas. No hay, pero hay, hay.

La fragilidad de una lengua en riesgo de extinci贸n es que, as铆 sea como resistencia a dejar lo que fue, como homenaje o como una manera sutil de explotar lo que ha funcionado como un 茅xito, la La pel铆cula O hechicera del amor (2016) se filtra en sitios donde ahora pr谩cticamente absolutamente nadie va, se cuela en una p谩gina pirata o se exhibe en salas de festivales con la expectativa de transformarse en un 芦nuevo tradicional禄 del cine clase B.

A Mulher Patriarcal

Pese a emprender el enfrentamiento desde la visi贸n de los dos sexos, es indiscutible que A Bruxa do Amor es una pel铆cula principalmente femenina. En 茅l conocemos a Elaine, una mujer que, arrasada por la desaparici贸n de su marido, recurre a la brujer铆a para conseguir nuevamente el cari帽o verdadero. Con ese fin, se muda con una amiga, asimismo hechicera, en un pueblo diferente y empieza a llevar a cabo alarde de sus encantos irreprimibles entre ciertos hombres locales. El inconveniente aparece en el momento en que sus pociones m谩gicas y rituales sexuales transforman a los hombres en quejicas esquel茅ticos, lo que provoca que ella pierda todo inter茅s en ellos.

En este momento, el pasado de Elaine podr铆a ser la clave de todo. De esta forma se revela al espectador en una escena tan amarga como importante: la personaje principal se peina en oposici贸n al esp茅culo y escucha los comentarios que su difunto marido le hac铆a en su d铆a a d铆a, por no cenar en tiempo hasta el momento en que gan贸 peso. . Este retrato de la crueldad sicol贸gica nos declara que Elaine es, de todos modos, una mujer maltratada. Y lo que es peor: una de esas que prosigue suponiendo que fue su culpa. Si lo pensamos bien, este es el germen de la historia, ya que su cruzada en busca del amor como femme fatale del drama nace de la necesidad de entregarse a las fantas铆as masculinas. Para agradar al hombre. En este cuadro, Elaine consigue una dimensi贸n pr谩cticamente macabra, singularmente en el 谩pice de la escena descrita al principio de este par谩grafo: ella, semidesnuda en cama y en el t铆mido comienzo de la masturbaci贸n, oyendo a su marido decir en su cabeza que ella por el momento no es tan gordito.

El hecho todav铆a es exactamente el mismo, la sexualidad como arma con la capacidad de supervisarlo todo, pero el cristal con el que observamos no provoca que sea un acto de sumisi贸n, sino m谩s bien de ensaltaci贸n, de liberaci贸n mediante nuestra identidad.

Aun en lo musical 鈥攓ue Amor es una cosa m谩gica compuesta por nuestra directiva es despiadado鈥 halla la estabilidad ideal entre mensaje y forma que no se diluye en todo el rodaje. La experiencia sensorial completa de la iniciativa transporta al espectador a entender en unidad las pastillitas de personalidad que va dejando por el sendero: el matrimonio medieval, los aquelarres, la disco, no se comprender铆an del mismo modo si no estuviesen unidos a la m煤sica y sonoros, que asisten a contextualizar la obra como un ente global. De este modo, subvirtiendo los c贸digos del thriller tradicional, quien us贸 el cuerpo femenino como instrumento para hallar un fin 鈥攄ebemos recordar pancartas de los 80 como Dressed to Kill (Brian De Palma, 1980)鈥 se revela como una extra帽a obra que recopila los fundamentalismos de d茅cadas pasadas y los incluye con un cambio de mirada af铆n al que logr贸 Ana Lily Amirpour con el fabuloso A Girl Comes Home Alone at Night (2014): el hecho todav铆a es exactamente el mismo, la sexualidad como arma con la capacidad de supervisar todo, pero la lente con la que observamos no lo transforma en un acto de sumisi贸n, sino m谩s bien de ensaltaci贸n, de liberaci贸n mediante nuestra identidad. Lo verdaderamente asombroso de La hechicera del amor es que, usando viejos c贸digos en una aut茅ntica confusi贸n de referencia, consigue hacer algo nuevo y refrescante en un empleo af铆n del arte de hilar ideas que emplea Quentin Tarantino: ning煤n elemento naci贸 con la pel铆cula, pero la conjunci贸n de todos ellos, adjuntado con la especial visi贸n creativa de Anna Biller, ubica la obra en el pante贸n de las producciones singulares. No precisas un filtro de amor para enamorarte de ella.

Deja una respuesta

Tu direcci贸n de correo electr贸nico no ser谩 publicada. Los campos obligatorios est谩n marcados con *