Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo se desahoga el alma

Cómo se desahoga el alma

El genuino alivio solo es viable mediante esas l√°grimas que fluyen como oc√©anos tibios por una voz quebrada. Los especialistas en psicobiolog√≠a nos aseguran que escasas formas de proceder nos hacen tan humanos como re√≠r y pla√Īir. En verdad, las dos expresiones sentimentales tienen varios puntos en com√ļn.

¬ęSin tener en cuenta las causas, centr√©monos en la manera adecuada de pla√Īir, entendiendo de ah√≠ que un llanto que no entra en esc√°ndalo, o que insulta la sonrisa con su similar paralelo y torpe¬Ľ, explic√≥ Cort√°zar en su Normas para el llanto, normas que el d√≠a de hoy tienen la posibilidad de ser primordiales para todos los que precisan un llanto, un llanto que no en todos los casos llega. Antes del coronavirus hab√≠amos normalizado el llanto sin complejos (como defienden estos conocidos), esas l√°grimas furtivas que se escapaban en el trabajo y hasta en el Congreso. Aun en El pa√≠s nip√≥n puedes contratar hombres guapos para desahogarte, y en Novedosa York, los navegantes asistieron a hacer un mapa de la regi√≥n con los m√°s destacados sitios p√ļblicos para pla√Īir. El a√Īo que hemos vivido peligrosamente ha disparado escenarios de ansiedad y para muchos esto quiere decir insomnio, para otros v√©rtigo y para bastantes, llanto (a prop√≥sito, aun ciertos m√©dicos han reconocido que lloran entre los pacientes).

Llanto, puerta de inseguridad y tranquilidad

Las responsabilidades laborales, por servirnos de un ejemplo, nos hacen requerir instantes en solitario en los que tengamos la posibilidad pla√Īir unos segundos. M√©dicos, enfermeros, bomberos, polic√≠as… Varios procuran un instante aparte para desahogar dramas, tensiones diarias. No obstante, en ocasiones estos instantes no alcanzan. No hay una ¬ęsoluci√≥n¬Ľ genuina. Hasta el momento en que, de a poco, la sobrecarga, el bloqueo, la ansiedad… Y esa espina que no nos deja respirar.

Lo mismo pasa con los inconvenientes rutinarios. Con las expresiones que callan. P√©rdidas que no se encaran. Con el mal que bombea pero se esmera por esconder. ¬ŅPor qu√© raz√≥n nos cuesta tanto soliciar asistencia? ¬ŅPor qu√© raz√≥n el llanto sensible nos hace sentir tan atacables frente otra gente?

Requerimos alivio y el llanto puede asistir

Al reprimir nuestras l√°grimas, tenemos la posibilidad de estar haci√©ndonos da√Īo. Los sentimientos no procesados ‚Äč‚Äčasimismo son un sendero esencial hacia la depresi√≥n, afirmaron estos especialistas.

‚ÄúPla√Īir es una manera fundamental de alivio‚ÄĚ, y procesar la p√©rdida, la indecisi√≥n y el agobio de la pandemia es vital, ha dicho Orloff.

Charla prominente

El segundo consejo que sugiere Fabiola Grutas es charlar prominente. Es un paso que puede parecer sencillísimo, pero charla con independencia de las causas que te intranquilizan, preocupan, entristecen, etcétera. Esto va a ayudar a conectar con esas conmuevas. Tómese su tiempo a lo largo de esta práctica. Cierra los ojos si es requisito y nota de qué manera la obstrucción necesita ventilación, normalmente por medio del llanto.

Puedes realizar este paso con alguien de seguridad, con un especialista que escuche y comprenda la situación, o aun en frente de un espéculo. Con independencia de la situación que escojas, debe ser alguien que promueva la escucha activa. Sí, si bien lo hagas contigo misma en oposición al espéculo. Es requisito comprender las causas para conectar con las conmuevas y de este modo desquitarse.

No lo ridiculices

Hay una alguna inclinaci√≥n en el momento en que observamos a alguien pla√Īir, a llevar a cabo sonidos o movimientos que tienen la posibilidad de abochornar a quien est√° expresando su emoci√≥n.

En el momento en que estamos tristes y, como expresi√≥n sensible, lloramos, requerimos sentir que al llevarlo a cabo, nos encontramos reaccionando apropiadamente y si la reacci√≥n de la otra persona nos hace sentir verg√ľenza por pla√Īir, el sentimiento de insuficiencia nos puede conducir a denegar el llanto y cualquier otra expresi√≥n sensible. (Puede leer mucho m√°s sobre la expresi√≥n sensible saludable de la furia cliqueando en √©l)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *