Saltar al contenido
Inicio ¬Ľ C√≥mo saber si estoy enferma espiritualmente

Cómo saber si estoy enferma espiritualmente

El malestar o mal espiritual se genera si tienes inquietudes o andas molesto con tus valores y sistemas de opiniones. Sucede en el momento en que un individuo no puede localizar fuentes de concepto, promesa, amor, paz, consuelo, fuerza o conexión en la vida.

La Biblia no charla de patolog√≠a espiritual salvo en t√©rminos metaf√≥ricos. La patolog√≠a espiritual puede considerarse como una falta de solidez de esp√≠ritu ocasionada por el pecado. Tal como la patolog√≠a f√≠sica desgasta el cuerpo f√≠sico, la patolog√≠a espiritual desgasta el esp√≠ritu. Los descre√≠dos est√°n ¬ęespiritualmente enfermos¬Ľ por el hecho de que est√°n separados del Se√Īor y precisan una relaci√≥n con Jesucristo. En verdad, est√°n mucho m√°s que enfermos; est√°n fallecidos ¬ęen nuestros delitos y errores¬Ľ (Efesios 2:1). Los fieles asimismo tienen la posibilidad de estar espiritualmente enfermos en el sentido de vivir en pecado no confesado o no buscar el desarrollo espiritual personal.

La Biblia fomenta lo que es espiritualmente enriquecedor frente a eso que nos enfermar√≠a espiritualmente: ‚ÄúEl miedo de Jehov√° es para vida‚ÄĚ (Proverbios 19:23). Y, ‚ÄúPrecisamente el justo encontrar√° la vida, pero el que prosigue el mal encontrar√° la desaparici√≥n‚ÄĚ (Proverbios 11:19). ¬ęEl entrenamiento f√≠sico es de alg√ļn valor¬Ľ, afirma Pablo, ¬ępero la piedad lo vale todo, pues tiene promesa tanto para la vida presente para la venidera¬Ľ (1 Timoteo 4:8). La piedad, la justicia y el miedo del Se√Īor son el ant√≠doto para la patolog√≠a espiritual.

Detallar una práctica espiritual día tras día

Varios de estos √≥bices espirituales brotan de nuestra naturaleza inferior, con lo que una manera de superarlos es detallar una pr√°ctica espiritual d√≠a tras d√≠a, que cambia con regularidad nuestro enfoque hacia una mayor nivel superior nivel de conciencia. Tenemos la posibilidad de conseguir un prop√≥sito alto por medio de la adquisici√≥n de virtudes y mejores espirituales, seg√ļn Abdu’l-Bah√°:

¬ŅPor qu√© raz√≥n medios puede el hombre comprar estas cosas? Primero, a trav√©s del conocimiento de 2. Segundo, a trav√©s del amor de Dios. Tercero, por medio de la fe. Cuarto, mediante proyectos filantr√≥picas. Quinto, a trav√©s del autosacrificio. Sexto, a trav√©s del desapego de este planeta. S√©ptimo, por medio de la santidad y la bienaventuranza.

Ocultamos nuestra alma

En distintas etnias, la nosología se define como un vestigio de la pérdida del alma. En verdad, la pérdida del alma puede suceder mediante vivencias traumáticas como el desafío, la guerra o el abuso.

Pero, la p√©rdida del alma todav√≠a puede ser el resultado de una falta de autoaceptaci√≥n o sentimientos de inutilidad y verg√ľenza. Tendemos a esconder aquellas unas partes de nosotros que nuestra cultura o familia no hallan admisibles. Esto va a dar como resultado una divisi√≥n del nodo.

¬ŅQu√© es la salud espiritual?

La Organizaci√≥n Mundial de la Salud define la salud como: ‚Äúun estado de terminado confort f√≠sico, mental y popular y no √ļnicamente la sepa de dolencias o anomal√≠as de la salud‚ÄĚ. Esto quiere decir que el padecimiento no se restringe a cuestiones del cuerpo f√≠sico, sino m√°s bien a todo el ser: esp√≠ritu, cabeza y cuerpo. Y cada regi√≥n influir√° en la otra de manera efectiva o negativa seg√ļn el precauci√≥n que se tenga.

Las anomal√≠as de la salud u otros inconvenientes de la vida acostumbran a traer consigo un bulto de componentes que te afectan en todos y cada uno de los sentidos: malestar, desconfianza, diagn√≥stico, incremento de s√≠ntomas, tratamientos, temor, verg√ľenza, aislamiento, dependencia, cansancio, falsas esperanzas. Hasta el punto de que, habitualmente, se transforman en una trascendente cadena de p√©rdidas que frecuentemente sobrepasan la aptitud de afrontamiento: en el momento en que ahora has recibido una p√©rdida, hace aparici√≥n otra para asimilarla y tambi√©n integrarla. Por este motivo, es primordial estimar a la persona en todos y cada uno de los campos de su salud, puesto que la patolog√≠a no solo actuar√° a nivel f√≠sico, sino m√°s bien asimismo a nivel espiritual y sensible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *