Saltar al contenido
Inicio » Cómo hacer que una mujer tenga más ganas

Cómo hacer que una mujer tenga más ganas

Fármacos Flibanserin (Addyi), una tablet que se toma una vez cada día antes de acostarse. Los resultados consecutivos tienen dentro presión arterial baja, mareos, náuseas y fatiga. Bremelanotida (Vyleesi), una inyección que se aplica bajo la piel en el abdomen o el muslo antes de la actividad sexual.

Todas y cada una de las noches antes de irme a reposar, tras lavarme los dientes, suelo mirarme al espéculo. Hay instantes en que parezco agotado, en ocasiones triste, en ocasiones enfadado, pero el hombre de prácticamente sesenta y 4 años que soy aún sostiene una observación clara, una expresión decidida y alguna sombra de tristeza por las cicatrices que me dejó la vida. nos deja. .

Hay una salvedad. En Noche de Reyes, en el momento en que me miro en el espéculo, el adulto desaparece y veo al niño que era en el momento en que mi planeta se fundamentaba en mi padre y mi madre, los libros, los cómics, los juguetes y los estudios. El chaval me mira asombrado. No sabe quién puede ser el amo al otro lado, ni se reconoce en él.

Pero hayamos ido al grano… ¿De qué forma acrecentar el deseo sexual y recobrar la sexualidad en la pareja?

El deseo sexual puede activarse o despertarse por medio de estímulos eróticos externos que percibimos por medio de nuestros sentidos: caricias, imágenes, aromas, sabores, sonidos, la existencia de un cuerpo que nos atrae… Y asimismo puede ser estimulada por estímulos eróticos internos: pensamientos, fantasías, sentimientos eróticos… Sabiendo esto, contamos aquí una fuente considerable de elementos para prosperar la libido y arreglar los inconvenientes que logren existir en relación a la carencia de sexualidad en la pareja. Activa tus sentidos y tus fantasías y lograras impulsar tu deseo de manera asombroso.

  • Para sentir ganas se debe tener esto presente. Posiblemente con el estilo de vida rutinario y acelerado que en ocasiones llevamos, releguemos la sexualidad al último apartado (lo último tras una extendida serie de obligaciones que difícilmente tenemos la posibilidad de cumplir). Hay que ofrecerle prioridad: hay que pensarlo, poseerlo presente, nutrirlo… En caso contrario, la carencia de hábito va a hacer mucho más posible que desaparezca, y si bien no lo echemos de menos. ¿Qué te semeja si llevas un pequeño períodico donde anotas lo que harás el día de hoy por tu deseo? Quizás utilizando lencería hot, aplicándote responsablemente crema corporal, recordando un acercamiento sexual o mejorando mentalmente el próximo, leyendo un cuento erótico, dándote un baño de burbujas… De este modo, no pasa un día sin que poseas sexo presente. , que indudablemente catapultará tu deseo.
  • Autoestimulación (conocimiento del propio cuerpo). No hablamos solo de masturbación, sino más bien de “autoerotismo”, que es un término mucho más extenso y no se enfoca solo en los órganos genitales, sino más bien en sentir exitación al acariciar todo nuestro cuerpo. Nuestro mayor órgano sexual es… ¡¡la piel!! Nos encontramos rodeados de 2 m2 de piel con terminaciones inquietas muy sensibles y en la mayor parte de las situaciones nos centramos únicamente en una pequeña parcela genital… Libera todo el potencial placentero que hay en ti conociendo cada centímetro de tu piel por medio de las caricias.
  • Creación de vestuario. Como afirmábamos antes, es una manera de estimulación interna de nuestro deseo. No precisan ser compartidos, solo tienen la posibilidad de mantenerse en la privacidad de tu cabeza: «yo cocino, yo como». Si tienes ganas de saber mucho más, no te pierdas nuestro producto sobre “Fantasías sexuales: ángeles o diablos”.

De qué forma recobrar el deseo sexual posparto: la comunicación siempre y en todo momento es esencial

Como aconsejamos en otros muchos productos de este blog, y como siempre y en todo momento animamos a nuestras pacientes, la comunicación en la pareja es esencial a lo largo de todas y cada una de las fases de la relación.

Tu pareja puede comprender con lo que pasas, pero no puede leer tu cabeza o comprender lo que es necesario para ti si no se lo afirmas. Transmita de qué manera se siente y de qué forma trabaja para conocer de qué manera recobrar su libido tras el embarazo y sentirse mejor. En este momento, mucho más que jamás, sois un equipo.

Sexo tras los 60 años: la privacidad sexual como aspecto clave

Para entender mejor los componentes que influyen en el sexo tras los 60 años, un conjunto de psicólogos de la Facultad Humboldt de Berlín estudió mucho más de 1.500 personas de 60 años y mucho más (rango de 60 a 82 años).

Los desenlaces de este estudio detallan que la privacidad sexual es un aspecto clave para llevar una vida feliz en la vejez.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *